0 comentarios / Publicado en por Revolution Vapor

Toda batería, sin importar cuál es el dispositivo, requiere de ciertos cuidados para asegurarse que no causen accidentes. Los cigarrillos electrónicos, al igual que los celulares o laptops, usan baterías de litio para mantener su carga, pero la batería es solo una parte del sistema. Para poder cargar responsablemente su cigarrillo electrónico es importante entender todo el sistema.

El circuito de un cigarrillo electrónico está conformado por varias partes: (a) la batería, (b) una placa o tarjeta que controla el botón, y (c), en algunos modelos, un circuito de control de carga. No todos los fabricantes incluyen el circuito de control de carga en sus dispositivos. El método principal de protección, especialmente en baterías pequeñas y en baterías tipo eGo, es la tapa inferior (o la tapa superior, dependiendo del modelo) que está diseñada para separarse en caso de que la batería empiece a sobre calentarse para liberar los gases y evitar un fallo catastrófico. El funcionamiento correcto de esta protección depende mucho de la calidad de manufactura y construcción. Este proceso es la última línea de protección que puede ofrecer una batería de esta clase. Las baterías más avanzadas tienen otros modelos de protección como sensores de temperatura para impedir sobre calentar la batería, puertos de ventilación estratégicamente integrados, entre otros.

El punto más vulnerable de una batería es mientras se está cargando. Dependiendo del tamaño de la batería y la marca, existen diferentes tipos de cargadores con diferentes especificaciones, popularmente:

  1. El que típicamente se usa con baterías que imitan la forma de un cigarro tradicional o con baterías eGo de capacidades pequeñas (de 600mAh o menos) donde el cargador suple una corriente de 120mAh máximo y puede ser una unidad integrada con la rosca (típicamente 808 o 510) o puede tener un cable corto que termina con un puerto USB de un lado y la rosca del otro.
  2. Para baterías estilo eGo con capacidades mayores a 650mAh, el cargador usualmente suple una corriente de 420mAh como máximo y usualmente se presenta como un cargador con una caja, que resguarda una placa o tarjeta de circuitos integrados, conectado a un cable USB. Los cargadores de este estilo de alta calidad incluyen un circuito integrado de monitoreo de carga.

Las baterías de litio no se cargan igual que las baterías de NiMH o NiCAD (que se encuentra aún en algunas baterías recargables tipo AA o AAA). Las baterías de composición NiMH/NiCAD típicamente se cargan simplemente supliendo un voltaje constante por un período de tiempo definido. Las baterías de litio tiene cuatro fases distintas de carga.

En la primera fase, el cargador varia el voltaje de la carga para mantener una corriente estable durante esta fase, cargando la batería en un modo que se conoce como corriente constante. Una vez que la batería alcanza un cierto nivel de carga (usualmente determinado por el cargador), cambia de modo a voltaje constante. En esta fase, que es la fase de saturación de carga de la batería, el cargador varía la corriente para mantener un cierto voltaje. Esta fase sigue hasta que el cargador detecta que la batería le falta un 10% de carga, aproximadamente. En caso de que la batería se deje conectada al cargador, periódicamente el cargador revisa la carga de la batería y le suple el voltaje suficiente para mantenerlo al 90%.

Con esto en mente, es importante siempre asegurarse que se esté usando el cargador correcto para la batería que se desea cargar. No se debería usar un cargador de 420mAh para cargar una batería de capacidad limitada, como aquellas baterías que imitan la forma de los cigarros tradicionales, ya que la capacidad de la batería es muy inferior a la del cargador. Una batería de 180mAh conectado a un cargador de 420mAh (diseñado para baterías eGo de alta capacidad) es casi seguro que sufra un fallo catastrófico ya que no cuenta con un circuito integrado para bajar el voltaje.

Por último, el adaptador de pared puede fallar o sobre calentarse si se usa erróneamente. Siempre revise que el adaptador de pared pueda suplir por lo menos el mínimo requerido por el adaptador USB (típicamente 120mAh o 420mAh) para no sobrecargar el adaptador de pared. Si se utiliza un puerto de USB de una computadora para suplir la corriente al adaptador, siempre use puertos que cumplen con el estándar USB 2.0 (que fue diseñado para suplir un máximo de 500mAh), ya que puertos USB 1.0 se pueden sobre calentar tratando de cargar un cigarrillo electrónico que requiere más de 150mAh.

Toda batería, sin importar cuál es el dispositivo, requiere de ciertos cuidados para asegurarse que no causen accidentes. Los cigarrillos electrónicos, al igual que los celulares o laptops, usan baterías de litio para mantener su carga, pero la batería es solo una parte del sistema. Para poder cargar responsablemente su cigarrillo electrónico es importante entender todo el sistema.

El circuito de un cigarrillo electrónico está conformado por varias partes: (a) la batería, (b) una placa o tarjeta que controla el botón, y (c), en algunos modelos, un circuito de control de carga. No todos los fabricantes incluyen el circuito de control de carga en sus dispositivos. El método principal de protección, especialmente en baterías pequeñas y en baterías tipo eGo, es la tapa inferior (o la tapa superior, dependiendo del modelo) que está diseñada para separarse en caso de que la batería empiece a sobre calentarse para liberar los gases y evitar un fallo catastrófico. El funcionamiento correcto de esta protección depende mucho de la calidad de manufactura y construcción. Este proceso es la última línea de protección que puede ofrecer una batería de esta clase. Las baterías más avanzadas tienen otros modelos de protección como sensores de temperatura para impedir sobre calentar la batería, puertos de ventilación estratégicamente integrados, entre otros.

El punto más vulnerable de una batería es mientras se está cargando. Dependiendo del tamaño de la batería y la marca, existen diferentes tipos de cargadores con diferentes especificaciones, popularmente:

  1. El que típicamente se usa con baterías que imitan la forma de un cigarro tradicional o con baterías eGo de capacidades pequeñas (de 600mAh o menos) donde el cargador suple una corriente de 120mAh máximo y puede ser una unidad integrada con la rosca (típicamente 808 o 510) o puede tener un cable corto que termina con un puerto USB de un lado y la rosca del otro.
  2. Para baterías estilo eGo con capacidades mayores a 650mAh, el cargador usualmente suple una corriente de 420mAh como máximo y usualmente se presenta como un cargador con una caja, que resguarda una placa o tarjeta de circuitos integrados, conectado a un cable USB. Los cargadores de este estilo de alta calidad incluyen un circuito integrado de monitoreo de carga.

Las baterías de litio no se cargan igual que las baterías de NiMH o NiCAD (que se encuentra aún en algunas baterías recargables tipo AA o AAA). Las baterías de composición NiMH/NiCAD típicamente se cargan simplemente supliendo un voltaje constante por un período de tiempo definido. Las baterías de litio tiene cuatro fases distintas de carga.

En la primera fase, el cargador varia el voltaje de la carga para mantener una corriente estable durante esta fase, cargando la batería en un modo que se conoce como corriente constante. Una vez que la batería alcanza un cierto nivel de carga (usualmente determinado por el cargador), cambia de modo a voltaje constante. En esta fase, que es la fase de saturación de carga de la batería, el cargador varía la corriente para mantener un cierto voltaje. Esta fase sigue hasta que el cargador detecta que la batería le falta un 10% de carga, aproximadamente. En caso de que la batería se deje conectada al cargador, periódicamente el cargador revisa la carga de la batería y le suple el voltaje suficiente para mantenerlo al 90%.

Con esto en mente, es importante siempre asegurarse que se esté usando el cargador correcto para la batería que se desea cargar. No se debería usar un cargador de 420mAh para cargar una batería de capacidad limitada, como aquellas baterías que imitan la forma de los cigarros tradicionales, ya que la capacidad de la batería es muy inferior a la del cargador. Una batería de 180mAh conectado a un cargador de 420mAh (diseñado para baterías eGo de alta capacidad) es casi seguro que sufra un fallo catastrófico ya que no cuenta con un circuito integrado para bajar el voltaje.

Por último, el adaptador de pared puede fallar o sobre calentarse si se usa erróneamente. Siempre revise que el adaptador de pared pueda suplir por lo menos el mínimo requerido por el adaptador USB (típicamente 120mAh o 420mAh) para no sobrecargar el adaptador de pared. Si se utiliza un puerto de USB de una computadora para suplir la corriente al adaptador, siempre use puertos que cumplen con el estándar USB 2.0 (que fue diseñado para suplir un máximo de 500mAh), ya que puertos USB 1.0 se pueden sobre calentar tratando de cargar un cigarrillo electrónico que requiere más de 150mAh.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios realizados en este blog son revisados antes de ser publicados.



Select a method of verification. Intended for sale to adults 18 years or older. If you are not legally able to purchase tobacco products in Costa Rica (or the country where you live), do not enter this site.

Seleccione un método de verificación. Los productos de Revolution Vapor son para personas mayores de edad (18+). Si legalmente no puede comprar productos de tabaco en Costa Rica (o su país), no ingrese a éste sitio.


Facebook
FB waiting {[{fb_message_en}]}
FB waiting {[{fb_message_es}]}
{[{fb_success_en}]}
{[{fb_success_es}]}
Cedula

Birth Date Nacimiento