0 comentarios / Publicado en por Revolution Vapor

El Centro Nacional para la Cesación de Fumado y Entrenamiento (National Centre for Smoking Cessation and Training, NCSCT) publicó recientemente la guía con sus recomendaciones para sus afiliados. El Reino Unido ha sido uno de los países Europeos con mayor aceptación de los cigarrillos electrónicos con un uso estimado de más de 2 millones de vapeadores. Inclusive, hace menos de un mes, el Parlamento aprobó el uso de cigarrillos electrónicos dentro del edificio legislativo

El rol del NCSCT es brindar apoyo y servir como una guía a las instituciones comunitarias de ayuda a la cesación de fumado. Con el crecimiento y popularidad de los cigarrillos electrónicos, el NCSCT publicó una serie de recomendaciones a favor del uso del cigarrillo electrónico para aquellas personas que desean tratar de dejar de fumar, especialmente en poblaciones más en riesgo, como fumadores que han fallado en intentos previos con métodos más tradicionales, y aquellos fumadores que no están motivados a dejar de fumar pero buscan una opción de menor riesgo. 

En su resumen ejecutivo, el NCSCT concluye que:

  • El nivel de calidad de los cigarrillos electrónicos está mejorando. Los usuarios de cigarrillos electrónicos pueden alcanzar niveles similar de concentración plasmática de nicotina, con algo de experiencia, comparado con los cigarrillos convencionales. Sin embargo, se requiere más tiempo de uso para llegar a estos niveles que, por lo tanto, los usuarios están recibiendo menos nicotina por calada, comparativamente. 
  • Aunque los estudios existentes no son extremadamente robustos, hay indicaciones de los cigarrillos electrónicos pueden ayudar reducir el deseo de fumar y pueden asistir en dejar de fumar.
  • El estudio más riguroso, a la fecha, fué un ensayo controlado aleatorio que demostró que los cigarrillos electrónicos fueron, al menos, igualmente de efectivos que los parches de nicotina para ayudar los fumadores a dejar de fumar dentro de un periodo de seis meses.
  • Aunque actualmente no existen datos de alta calidad sobre seguridad a largo plazo de los cigarrillos electrónicos, no existe una razón a-priori para asumir que los cigarrillos electrónicos presentan un riesgo a la salud ni remotamente cercana a los riesgos conocidos del humo del tabaco. 
  • Los niveles de posibles compuestos tóxicos y compuestos carcinógenos que se han detectado en algunos estudios, presentes en algunos casos en el líquido o como resultado de ser vaporizado, están presentes en niveles sumamente bajos y no se considera que sean un riesgo para terceros.
  • No existen datos robustos o estudios contundentes para apoyar la preocupación de que la existencia de los cigarrillos electrónicos puede “normalizar” la incidencia del fumado o incrementar el uso de cigarros tradicionales de tabaco. 

Ésta guía del NCSCT es un documento elaborado por algunas de los científicos más influyentes en el área de control de tabaco del Reino Unido, incluyendo personas como el Dr. Peter Hajek y el Profesor Robert West. No sólo es una revisión sobre el tiempo de los avances de la industria en términos de control de calidad, eficacia de los cigarrillos electrónicos y vaporizadores más avanzados de tercera generación, sino también brinda una perspectiva pragmática y balanceada sobre el uso de los cigarrillos electrónicos en un ambiente de reducción de daño del tabaquismo. 

El Centro Nacional para la Cesación de Fumado y Entrenamiento (National Centre for Smoking Cessation and Training, NCSCT) publicó recientemente la guía con sus recomendaciones para sus afiliados. El Reino Unido ha sido uno de los países Europeos con mayor aceptación de los cigarrillos electrónicos con un uso estimado de más de 2 millones de vapeadores. Inclusive, hace menos de un mes, el Parlamento aprobó el uso de cigarrillos electrónicos dentro del edificio legislativo

El rol del NCSCT es brindar apoyo y servir como una guía a las instituciones comunitarias de ayuda a la cesación de fumado. Con el crecimiento y popularidad de los cigarrillos electrónicos, el NCSCT publicó una serie de recomendaciones a favor del uso del cigarrillo electrónico para aquellas personas que desean tratar de dejar de fumar, especialmente en poblaciones más en riesgo, como fumadores que han fallado en intentos previos con métodos más tradicionales, y aquellos fumadores que no están motivados a dejar de fumar pero buscan una opción de menor riesgo. 

En su resumen ejecutivo, el NCSCT concluye que:

  • El nivel de calidad de los cigarrillos electrónicos está mejorando. Los usuarios de cigarrillos electrónicos pueden alcanzar niveles similar de concentración plasmática de nicotina, con algo de experiencia, comparado con los cigarrillos convencionales. Sin embargo, se requiere más tiempo de uso para llegar a estos niveles que, por lo tanto, los usuarios están recibiendo menos nicotina por calada, comparativamente. 
  • Aunque los estudios existentes no son extremadamente robustos, hay indicaciones de los cigarrillos electrónicos pueden ayudar reducir el deseo de fumar y pueden asistir en dejar de fumar.
  • El estudio más riguroso, a la fecha, fué un ensayo controlado aleatorio que demostró que los cigarrillos electrónicos fueron, al menos, igualmente de efectivos que los parches de nicotina para ayudar los fumadores a dejar de fumar dentro de un periodo de seis meses.
  • Aunque actualmente no existen datos de alta calidad sobre seguridad a largo plazo de los cigarrillos electrónicos, no existe una razón a-priori para asumir que los cigarrillos electrónicos presentan un riesgo a la salud ni remotamente cercana a los riesgos conocidos del humo del tabaco. 
  • Los niveles de posibles compuestos tóxicos y compuestos carcinógenos que se han detectado en algunos estudios, presentes en algunos casos en el líquido o como resultado de ser vaporizado, están presentes en niveles sumamente bajos y no se considera que sean un riesgo para terceros.
  • No existen datos robustos o estudios contundentes para apoyar la preocupación de que la existencia de los cigarrillos electrónicos puede “normalizar” la incidencia del fumado o incrementar el uso de cigarros tradicionales de tabaco. 

Ésta guía del NCSCT es un documento elaborado por algunas de los científicos más influyentes en el área de control de tabaco del Reino Unido, incluyendo personas como el Dr. Peter Hajek y el Profesor Robert West. No sólo es una revisión sobre el tiempo de los avances de la industria en términos de control de calidad, eficacia de los cigarrillos electrónicos y vaporizadores más avanzados de tercera generación, sino también brinda una perspectiva pragmática y balanceada sobre el uso de los cigarrillos electrónicos en un ambiente de reducción de daño del tabaquismo. 

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios realizados en este blog son revisados antes de ser publicados.



Select a method of verification. Intended for sale to adults 18 years or older. If you are not legally able to purchase tobacco products in Costa Rica (or the country where you live), do not enter this site.

Seleccione un método de verificación. Los productos de Revolution Vapor son para personas mayores de edad (18+). Si legalmente no puede comprar productos de tabaco en Costa Rica (o su país), no ingrese a éste sitio.


Facebook
FB waiting {[{fb_message_en}]}
FB waiting {[{fb_message_es}]}
{[{fb_success_en}]}
{[{fb_success_es}]}
Cedula

Birth Date Nacimiento