0 comentarios / Publicado en por Revolution Vapor

En el tema de cigarrillos electrónicos, siempre existe un debate entre dos posiciones opuestas: las personas que apoyan el concepto de reducción de daño y los cigarros electrónicos contra la personas que se oponen a cualquier actividad que parece fumar. Siempre aparecen una cierta cantidad de argumentos, que no necesariamente son fundamentados en la realidad por percepciones o por falta de conocimiento. Mantenga estos argumentos cerca, pueden ayudar a iluminar a otras personas con respecto a la reducción del daño y los cigarillos electrónicos.

#1 - Los Cigarrillos electrónicos presentan un riesgo a la salud pública

Este es quizás uno de los argumentos más comunes y es el punto de partida para mucha de la legislación que se crea para prohibir, clasificar a los cigarrillos electrónicos como productos de tabaco, o limitar severamente su disponibilidad. Algunos estudios encontraron cantidades ínfimas de nitrosaminas en los cartuchos (cartomizadores) de algunos cigarrillos electrónicos. Los niveles que se encontraron fueron similares a lo que contiene el parche de nicotina y son 1,400 veces menor que la cantidad de nitrosaminas en los cigarrillos convencionales de tabaco. Ningún estudio, hasta la fecha, ha podido detectar la presencia de nitrosaminas, ni siquiera en cantidades residuales, en el vapor que produce el cigarrillo electrónico.

En realidad, es casi imposible evitar consumir nitrosaminas por completo, ya que están presentes en una gran variedad de alimentos. En términos del vapor de cigarrillos electrónicos, el estudio de Clearstream-AIR encontró que los cigarros electrónicos no producen cantidades detectables de compuestos tóxicos en el aire de un espacio cerrado. Una conclusión, con base en la calidad de aire, es que es más dañino para la persona respirar el aire de una ciudad grande que el producto del cigarrillo electrónico.

Dr. Michael Siegel, Universidad de Boston, Escuela de Salud Pública - The Rest of the Story
Actualmente, la evidencia sugiere que los cigarrillos electrónicos tienen un impacto positivo en la salud pública. Un análisis de la venta de cigarros electrónicos sugiere que por el hecho de que los fumadores optan por cambiar a cigarrillos electrónicos, la venta de cigarros de tabaco ha bajado considerablemente. Esto se traduce en un mejoramiento en la salud pública: menor incidencia de muerte y enfermedades (relacionadas al tabaco). Esto no es un riesgo a la salud pública.
Gregory Conley, Director Legislativo de CASAA - Consumer Advocates for Smoke-Free Alternatives Association (CASAA)
El argumento para no prohibir el uso de cigarrillos electrónicos es que no hay evidencia de daños a terceros. Inclusive, hay una cantidad de evidencia mostrando que el nivel de compuestos químicos presentes en el vapor de los cigarrillos electrónicos no son tóxicos bajo varios estándares toxicológicos.

#2 - Pero, sigue fumando!

Por el hecho de que los cigarrillos electrónicos emiten, a veces, "nubes" de vapor que parecen similares al humo del cigarro de tabaco, algunas personas no ven la diferencia y asumen que es humo de cigarro. Sin embargo, en un día frio, donde se produce vapor directamente del aliento de una persona, están fumando también? Eso es lo que, esencialmente, esta ocurriendo cuando se utiliza un cigarrillo electrónico. Se esta calentando (a un rango entre 60 y 90 grados centígrados) un líquido para poder producir esas "nubes" de vapor. Crear un ambiente artificial para la producción de vapor es la mecánica básica del cigarro electrónico.

Dr. Murray Laugesen, Investigador Médico - Health New Zealand
A primera vista, los usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan vapor, no humo. Con el fumado, hay que quemar (el tabaco). Con los cigarrillos electrónicos, no están quemando nada y no hay olor de humo. Los cigarrillos de tabaco queman, mientras que los cigarros electrónicos simplemente crean vapor con cada inhalación.

#3 - Están inhalando partículas metálicas peligrosas!

Un estudio en Abril del 2013 encontró una cantidad residual de partículas metálicas en el vapor de una marca de cigarrillo electrónico. Los metales detectados están relacionados con ciertas complicaciones respiratorias. Mientras que la cantidad que encontraron en esa marca particular pudo ser igual a lo que se encuentra en cigarrillos de tabaco, están muy por debajo de los limites máximos diarios como estandar estipulados por el USP. Esta cantidad, inclusive, es comparable a los inhaladores de nicotina ya aprobados por el FDA.

Dr. Konstantinos Farsalinos, Investigador de Cardiologia - E-cigarette Research Advocates Group
Investigadores encontraron varias partículas nanométricas que pueden penetrar los pulmones. Los números que mostraron en el reporte demuestran que los cigarrillos electrónicos producen 880 veces menos partículas cuando son comparados con los cigarros de tabaco.

#4 - Los sabores de cigarrillos electrónicos están hechos para atraer menores de edad.

Hay muchos e-Liquids que simulan una variedad de sabores que incluyen frutas, postres, y hasta bebidas. No es sorprendente que algunos activistas pro-prohibición estén utilizando este argumento. Sin embargo, los cigarrillos electrónicos no son baratos. Mientras que los cigarros electrónicos pueden ayudar a ahorrar al fumador miles de dólares a largo plazo, el costo de entrada no es bajo y los kits pueden costar entre $30 y $250, y requieren compras adicionales de repuestos y líquido de recarga. Muchas veces hay que ir a una tienda especializada para poder adquirir los insumos de un cigarrillo electrónico. Mientras que un paquete de cigarros de tabaco en Costa Rica cuesta $3 y su disponibilidad es mucho mayor. En términos de sabores, los adultos también disfrutan los sabores de frutas y postres, y a veces son mucho mas atractivos para los adultos fumadores que los sabores que imitan al tabaco. Como los cigarrillos electrónicos no queman tabaco ni papel, es muy difícil imitar el sabor amargo del cigarro de tabaco.

Paul Bergen, Ex-investigador, Universidad de Alberta, Ciencias de Salud Pública - Tobacco Harm Reduction
Si empieza con cualquiera de los sabores (de cigarrillos electrónicos) y, por curiosidad, prueba un cigarrillo regular (de tabaco), sabrá horrible en comparación. Para tomar ese punto un paso más allá, remover o prohibir los saborizantes en los cigarrillos electrónicos, hará esa migración (de cigarrillo electrónico a cigarro de tabaco) más posible.

#5 - El líquido que está usando contiene anticongelante!

Ya para este punto, la mayoría de personas conoce el estudio del FDA en el 2009 que encontró un nivel residual (aproximadamente 1%) de dietilenglicol, un ingrediente tóxico que se usó en el pasado en anticongelante (coolant), en 1 de 18 cartuchos de solo dos marcas de cigarrillos electrónicos. Ningún estudio desde entonces ha detectado dietilenglicol en ninguno de los cartuchos (o cartomizadores) ni los líquidos de recarga, lo que sugiere que los resultados del estudio del FDA pudieron estar contaminados. Mientras que el humo de cigarros de tabaco contienen miles de químicos, varios que no se han podido clasificar, se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos. Los cuatro ingredientes que se utilizan en la mayoría de los cigarrillos electrónicos son: propileno glicol, glicerina vegetal, saborizantes clasificados como seguros (GRAS) por el FDA, y, opcionalmente, nicotina. Propileno glicol sustituyó al dietilenglicol en anticongelante para reducir la tóxicidad.

Kristin Noll-Marsh, Vicepresidenta - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association (CASAA)
Ningún estudio realizado, incluyendo el del FDA, ha encontrado algo semejante a una cantidad tóxica de dietilenglicol en el liquido de los cigarrillos electrónicos. La cantidad que se encontró en solo un cartucho era tan insignificante que no era importante salvo que el FDA quisiera asustar a los consumidores. El uso de la palabra "anticongelante" (antifreeze) lo hace sonar mucho más peligroso de lo que realmente es.
Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
Primero, el FDA mismo nota que esto fue simplemente un análisis preliminar y que "dada la variabilidad entre los productos, este análisis no se debería usar para sacar conclusiones sobre cuáles sustancias están o no están presentes en cigarrillos electrónicos particulares o en marcas especificas de cigarrillos electrónicos." Por supuesto, eso no ha detenido a las personas en contra de los cigarros electrónicos en citar este reporte como evidencia del (supuesto) peligro. El FDA tampoco mencionó que las cantidades ínfimas de nitrosaminas especificas del tabaco que se detectaron son órdenes de magnitud menores de lo que existe en el humo de cigarros (de tabaco) y es similar a los niveles de impureza existentes en productos terapéuticos de reemplazo de nicotina aprobados por el FDA.

#6 - Los cigarrillos electrónicos simplemente son un paso para llegar a fumar cigarros de tabaco

Los cigarrillos electrónicos no son para personas que no son fumadores. Fueron diseñados como una alternativa de reducción de daño para aquellos fumadores que no quieren o no pueden dejar de fumar cigarrillos de tabaco con otros métodos. Aún más, el humo del cigarro de tabaco sabe terrible comparado al vapor de un cigarrillo electrónico, haciendo la transición de cigarro electrónico a cigarro de tabaco mucho menos atractiva.

Dr. Carl V. Phillips, Director Científico y ex-profesor de Salud Pública - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association & Anti-THR Lies
Por supuesto, la mentira mas grande es la de que el cigarrillo electrónico es una entrada hacia los cigarros de tabaco. Se nota cuando los prohibicionistas empiezan a utilizar argumentos de que algo es un paso hacia usar otra cosa que han rendido pretendiendo que la conducta es el problema para ellos. Entonces, tienen que crear una razón para prohibir la conducta que ellos no quieren, y la forma que lo hacen es decir que X lleva a Y. No hay evidencia que apoye esa posición en ningún estudio que he visto."

#7 - No sabemos lo que se está inhalando

La cuestión es que sí se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos porque se conocen los ingredientes que se utilizan en la mayoría de los líquidos. Más allá, estudios recientes han analizado el contenido del vapor del cigarro electrónico y descubrió que los niveles de compuestos químicos volátiles están muy por debajo de los limites de seguridad.

Katherine Devlin, Presidenta - Electronic Cigarette Industry Trade Association (ECITA)
Los componentes (químicos) de los cigarrillos electrónicos se conocen, por lo menos, al mismo nivel que los químicos que se generan a la hora de quemar tabaco o las emisiones de automóviles, si no más que eso. Lo importante es que los químicos producidos por los cigarrillos electrónicos son órdenes de magnitud menos tóxicos que cualquiera de esos dos.

#8 - Las baterías pueden explotar

Últimamente han salido varias noticias sobre baterías de cigarrillos electrónicos "explotando", o por lo menos, prendiendo fuego "espontáneamente". Quizás el más famoso es el del hombre en Florida que perdió varios dientes después de que el cigarrillo electrónico, hecho en casa, que estaba usando baterías sin protección de circuito en serie (llamado stacking en Inglés) sufrió una sobrecarga y explotó. Estas baterías, las que se usan en cualquier cigarrillo electrónico, desde los más básicos hasta los mods son basadas en la misma tecnología que las baterías de celular, portátiles, y otros dispositivos. El mal uso, el descuido, o abusar de las baterías de estos dispositivos pueden causar incendios y pueden explotar. Siempre se deben seguir las instrucciones y el sentido común a la hora de cargar las baterías y no se debería experimentar sin la guía, el conocimiento, y la experiencia de alguien que sabe sobre baterías de litio.

#9 - La nicotina es un veneno y puede causar cáncer

A contrario del pensamiento popular, la nicotina no es el componente en los cigarrillos de tabaco que es cancerígeno. Un estudio, que duró dos (2) años, exponiendo ratas de laboratorio a un ambiente con nicotina, por 20 horas al día, 5 días a la semana para lograr una concentración plásmica de nicotina mayor que un fumador pesado, no encontró un incremento de ocurrencia de tumores en la población. Inclusive, si la nicotina fuera la fuente cancerígena de los cigarrillos de tabaco, terapias de reemplazo de nicotina, como el parche, los chicles, y los inhaladores, nunca hubieran sido aprobados por la FDA para su uso prolongado. Aunque existe una cierta cantidad de debate sobre la cantidad, la nicotina ingerida en grandes cantidades puede causar una sobredosis y se deben observar cuidados básicos con botellas de e-liquid y los dispositivos. Al menos, guarde toda botella de e-liquid fuera del alcance de niños y mascotas, y use botellas con tapas resistentes a niños.

Chris Price, ex-Secretario del ECCA del Reino Unido - e-Cigarette Politics
A este nivel, los efectos de la nicotina son casi invisibles. Aún cuando se consume en tabaco no-combustible de buena calidad (como el snus), y usando como ejemplo a Suecia, es virtualmente imposible identificar algún daño a nivel de la población estadísticamente notable.
Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
La FDA ha determinado que no hay problemas significantes, en términos de seguridad de uso, con respecto al uso a largo plazo o recreativo de la nicotina. Especificamente, la agencia publicó recientemente en el Federal Register indicando que el uso a largo plazo de productos de reemplazo de nicotina son seguros y no parece tener un potencial significativo de abuso o dependencia. En 2007, el Dr. David Sweanor de la Universidad de Ottawa, publicó un articulo en el International Journal of Drug Policy llamado, Reducción del Daño del Tabaco: Cómo una política pública racional puede transformar la pandemia donde notó que "la nicotina, a los niveles de dosificación que buscan los fumadores, es una sustancia relativamente inocua que se suministra por un medio sumamente peligroso, el humo de cigarrillo." Dice el artículo que comparado al humo de tabaco, la nicotina, por si sola, es benigna: "Una dosis (aguda) fatal de nicotina requiere aproximadamente 60mg para la persona promedio, pero, igual que una dosis (aguda) fatal de cafeína, la cantidad es muchísimo mayor de lo que los consumidores buscan y consumen (Fagerstrom, 2005).

#10 - Los cigarrillos electrónicos aún causan "humo" de segunda mano

Los cigarros electrónicos no producen una cantidad detectable de toxinas en su uso. No producen vapor cuando no están en uso, a diferencia de los cigarrillos de tabaco que, por su naturaleza de ser quemados, producen humo aún cuando el fumador no lo está usando activamente. Además, los cigarrillos electrónicos no emiten nicotina de "segunda mano" ya que la cantidad presente en el vapor es típicamente menor que un cigarrillo convencional. El vapor del cigarrillo electrónico se disipa en el aire en segundos, aproximadamente 11 segundos, comparado a 20 minutos con el humo de tabaco.

Dr. Igor Burstyn, Profesor - Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública
Aun cuando uno compara los estándares de exposición involuntaria en áreas de trabajo y usando varios supuestos conservadores, la exposición (al vapor) de cigarrillos electrónicos cae muy por debajo de los limites para compuestos con toxicidad conocida. Eso significa que, aun ignorando los beneficios (de salud) del uso del cigarrillo electrónico y el hecho de que su uso es una elección activa, e incluyendo los niveles que son considerados como inaceptables por personas que no se benefician ni quieren ser expuestas (al vapor), el contenido del mismo no debería generar una preocupación ni un llamado a una acción remedial.

#11 - Está simplemente sustituyendo una adicción por otra!

La nicotina puede ser adictiva y cuando un fumador opta por la alternativa de un cigarrillo electrónico, lo más seguro es que seguirá consumiendo nicotina por algún tiempo. Sin embargo, muchos reducen la cantidad gradualmente sobre el tiempo y llegan a usar e-liquid sin nicotina o dejan de usarlo por completo. Un estudio reciente, el ECLAT publicado en PLOS One, encontró que el 73% de participantes que dejaron de fumar también dejaron de usar el cigarrillo electrónico al final del estudio de 52 semanas. Algunas personas han dejado de vapear por completo una vez que se sienten listos, mientras que otros lo han convertido en una afición. Algunas personas simplemente no querían dejar de fumar, pero, con los cigarrillos electrónicos, encontraron una forma de seguir sin el daño de quemar cigarros de tabaco (el corazón del concepto de reducción de daño de tabaco, o THR, por sus siglas en Inglés).

Scott Ballin, Experto en Salud Pública y Tabaco - Tobacco at a Crossroads
No es la nicotina la que causa el daño, sino la forma que se suministra al usuario. El fumado es la causa más grande de muertes, por mucho. Casi todos los productos no-combustibles, incluyendo tabaco sin humo (snus) y cigarrillos electrónicos son un 90% menos riesgosos, comparativamente. Nicotina es como cafeína en cierta forma. Si se fuma el café, tendríamos miles de químicos en el humo producidos por la combustión. Pero los riesgos desaparecen cuando se usa de una forma no-combustible. El tabaco, como una planta, se podría hacer en un té que permite a las personas obtener nicotina sin los riesgos. Cigarrillos electrónicos, chicles, etc. son todos una forma de producto no-combustible que son significativamente de menor riesgo.

#12 - Dejar los cigarrillos de una es la forma más efectiva de dejar de fumar

Aunque parece intuitivamente cierto, para muchas personas dejar de fumar instantáneamente no es una opción viable a largo plazo. Diferentes personas tienen diferentes niveles de adicción, que puede radicar en los químicos, en el ritual, en componentes sociales, u otras raíces psicológicas. En cualquier caso, la mayoría de personas que quieren dejar de fumar intentan varios métodos, incluyendo dejar de fumar de una, pero no han tenido éxito. Hablando en términos estadísticos, solo el 3.5% de personas logran dejar de fumar en "seco", sin relapsos. Aunque los cigarrillos electrónicos son muy nuevos en el mercado y la cantidad de estudios longitudinales son pocos, son por lo menos igualmente de efectivos que los parches de nicotina (con una tasa de éxito de abstinencia de 7.3%), mientras que los más optimistas citan números superiores al 20% en encuestas auto-reportadas.

#13 - Los cigarrillos electrónicos contienen nitrosaminas

Quizás el problema más grave de este argumento es que no hay un marco de referencia para muchos. Algunas nitrosaminas son cancerígenas, y todas están presentes en el tabaco, a veces en cantidades extremadamente altas, en rangos superiores de 5,000 nanógramos por gramo de tabaco. En cambio, los cigarrillos electrónicos contienen una cantidad similar a la que está presente en parches de nicotina, aproximadamente 8 nanógramos. En términos de comparación, un nanógramo es un billonésimo de un gramo; en otras palabras, 1,000,000 de nanógramos equivale a un miligramo. Cuando hablamos que un cigarrillo de tabaco puede contener hasta 11,190 nanógramos de nitrosaminas, eso es más de 1,300 veces la cantidad de nitrosaminas presentes en el cigarrillo electrónico. El factor de riesgo es totalmente distinto.

Además de la reducción de nitrosaminas, los cigarrillos electrónicos carecen de los 56 compuestos químicos identificados en el humo de tabaco, en altas cantidades, que son cancerígenas. Puede ser que exista un riesgo ínfimo con cigarrillos electrónicos, pero cuando se compara con cigarros de tabaco, no se puede decir que el riesgo es el mismo. Si en el continuo de riesgos, el cigarrillo de tabaco es un 100, el cigarro electrónico es un 5.

#14 - Los cigarrillos electrónicos pueden causar daños pulmonares

Un estudio de Septiembre del 2012 encontró que el usar cigarrillos electrónicos por 10 minutos incrementó la resistencia pulmonar en fumadores sin asma o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o COPD en Inglés). Sin embargo, un incremento temporal de resistencia pulmonar no es lo mismo que decir que hay daños permanentes. A pesar de este incremento pulmonar, no hubo una disminución en niveles de oxígeno en la sangre. Factores ambientales, como humedad extrema, aire frio, y ejercicio, también causan resistencia pulmonar temporal, pero nadie dice que estos factores causen daños permanentes a los pulmones.

Dr. Gilbert Ross, Director Ejecutivo y Médico - American Council on Science and Health (ACSH)
Los componentes del vapor del cigarrillo electrónico, que son significantes, son vapor de agua con (típicamente) nicotina, glicerina vegetal, saborizantes, y propilenoglicol, todos clasificados como GRAS (Generalmente Reconocidos como Seguros) por el FDA. Un estudio reciente del Dr. Igor Burstyn de la Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública demostró que el vapor del cigarrillo electrónico tiene un posibilidad muy remota de afectar la salud a largo plazo.

#15 - los cigarrillos electrónicos no están aprobados por el FDA y, por ende, no son seguros

La FDA no ha aprobado los cigarrillos electrónicos porque "no han sido estudiados extensivamente." Es importante entender que el FDA no realiza estudios directamente. El proceso de aprobación del FDA requiere que cada fabricante someta estudios para ser revisados por la FDA. La FDA no toma estudios hechos por independientes como evidencia directa para aprobación y cada producto (en el caso de cigarrillos electrónicos, cada modelo, cada modificación, cada sabor, etc.) requiere su propio estudio. Este proceso puede llevar miles de millones de dólares antes de obtener una aprobación. Estudios externos, hechos por universidades independientes o investigadores independientes, muestran evidencia que, aunque no son 100% seguros y que los cigarrillos electrónicos conllevan ciertos riesgos, los riesgos son muchísimo menores que los cigarros de tabaco.

En el vacío de regulación estatal, la misma industria de cigarrillos electrónicos ha creado métodos y organizaciones de auto-regulación. Muchas de las compañías no venden a menores de edad, sin importar si el producto contiene o no nicotina o si existe legislación al respecto (la cual sí existe en Costa Rica). Organizaciones como AEMSA proveé servicios de consultoria, auditoria, y certificación de laboratorios de manufactura para asegurar al consumidor que el producto que está comprando sigue reglamentos básicos de buenas prácticas de manufactura.

En el tema de cigarrillos electrónicos, siempre existe un debate entre dos posiciones opuestas: las personas que apoyan el concepto de reducción de daño y los cigarros electrónicos contra la personas que se oponen a cualquier actividad que parece fumar. Siempre aparecen una cierta cantidad de argumentos, que no necesariamente son fundamentados en la realidad por percepciones o por falta de conocimiento. Mantenga estos argumentos cerca, pueden ayudar a iluminar a otras personas con respecto a la reducción del daño y los cigarillos electrónicos.

#1 - Los Cigarrillos electrónicos presentan un riesgo a la salud pública

Este es quizás uno de los argumentos más comunes y es el punto de partida para mucha de la legislación que se crea para prohibir, clasificar a los cigarrillos electrónicos como productos de tabaco, o limitar severamente su disponibilidad. Algunos estudios encontraron cantidades ínfimas de nitrosaminas en los cartuchos (cartomizadores) de algunos cigarrillos electrónicos. Los niveles que se encontraron fueron similares a lo que contiene el parche de nicotina y son 1,400 veces menor que la cantidad de nitrosaminas en los cigarrillos convencionales de tabaco. Ningún estudio, hasta la fecha, ha podido detectar la presencia de nitrosaminas, ni siquiera en cantidades residuales, en el vapor que produce el cigarrillo electrónico.

En realidad, es casi imposible evitar consumir nitrosaminas por completo, ya que están presentes en una gran variedad de alimentos. En términos del vapor de cigarrillos electrónicos, el estudio de Clearstream-AIR encontró que los cigarros electrónicos no producen cantidades detectables de compuestos tóxicos en el aire de un espacio cerrado. Una conclusión, con base en la calidad de aire, es que es más dañino para la persona respirar el aire de una ciudad grande que el producto del cigarrillo electrónico.

Dr. Michael Siegel, Universidad de Boston, Escuela de Salud Pública - The Rest of the Story
Actualmente, la evidencia sugiere que los cigarrillos electrónicos tienen un impacto positivo en la salud pública. Un análisis de la venta de cigarros electrónicos sugiere que por el hecho de que los fumadores optan por cambiar a cigarrillos electrónicos, la venta de cigarros de tabaco ha bajado considerablemente. Esto se traduce en un mejoramiento en la salud pública: menor incidencia de muerte y enfermedades (relacionadas al tabaco). Esto no es un riesgo a la salud pública.
Gregory Conley, Director Legislativo de CASAA - Consumer Advocates for Smoke-Free Alternatives Association (CASAA)
El argumento para no prohibir el uso de cigarrillos electrónicos es que no hay evidencia de daños a terceros. Inclusive, hay una cantidad de evidencia mostrando que el nivel de compuestos químicos presentes en el vapor de los cigarrillos electrónicos no son tóxicos bajo varios estándares toxicológicos.

#2 - Pero, sigue fumando!

Por el hecho de que los cigarrillos electrónicos emiten, a veces, "nubes" de vapor que parecen similares al humo del cigarro de tabaco, algunas personas no ven la diferencia y asumen que es humo de cigarro. Sin embargo, en un día frio, donde se produce vapor directamente del aliento de una persona, están fumando también? Eso es lo que, esencialmente, esta ocurriendo cuando se utiliza un cigarrillo electrónico. Se esta calentando (a un rango entre 60 y 90 grados centígrados) un líquido para poder producir esas "nubes" de vapor. Crear un ambiente artificial para la producción de vapor es la mecánica básica del cigarro electrónico.

Dr. Murray Laugesen, Investigador Médico - Health New Zealand
A primera vista, los usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan vapor, no humo. Con el fumado, hay que quemar (el tabaco). Con los cigarrillos electrónicos, no están quemando nada y no hay olor de humo. Los cigarrillos de tabaco queman, mientras que los cigarros electrónicos simplemente crean vapor con cada inhalación.

#3 - Están inhalando partículas metálicas peligrosas!

Un estudio en Abril del 2013 encontró una cantidad residual de partículas metálicas en el vapor de una marca de cigarrillo electrónico. Los metales detectados están relacionados con ciertas complicaciones respiratorias. Mientras que la cantidad que encontraron en esa marca particular pudo ser igual a lo que se encuentra en cigarrillos de tabaco, están muy por debajo de los limites máximos diarios como estandar estipulados por el USP. Esta cantidad, inclusive, es comparable a los inhaladores de nicotina ya aprobados por el FDA.

Dr. Konstantinos Farsalinos, Investigador de Cardiologia - E-cigarette Research Advocates Group
Investigadores encontraron varias partículas nanométricas que pueden penetrar los pulmones. Los números que mostraron en el reporte demuestran que los cigarrillos electrónicos producen 880 veces menos partículas cuando son comparados con los cigarros de tabaco.

#4 - Los sabores de cigarrillos electrónicos están hechos para atraer menores de edad.

Hay muchos e-Liquids que simulan una variedad de sabores que incluyen frutas, postres, y hasta bebidas. No es sorprendente que algunos activistas pro-prohibición estén utilizando este argumento. Sin embargo, los cigarrillos electrónicos no son baratos. Mientras que los cigarros electrónicos pueden ayudar a ahorrar al fumador miles de dólares a largo plazo, el costo de entrada no es bajo y los kits pueden costar entre $30 y $250, y requieren compras adicionales de repuestos y líquido de recarga. Muchas veces hay que ir a una tienda especializada para poder adquirir los insumos de un cigarrillo electrónico. Mientras que un paquete de cigarros de tabaco en Costa Rica cuesta $3 y su disponibilidad es mucho mayor. En términos de sabores, los adultos también disfrutan los sabores de frutas y postres, y a veces son mucho mas atractivos para los adultos fumadores que los sabores que imitan al tabaco. Como los cigarrillos electrónicos no queman tabaco ni papel, es muy difícil imitar el sabor amargo del cigarro de tabaco.

Paul Bergen, Ex-investigador, Universidad de Alberta, Ciencias de Salud Pública - Tobacco Harm Reduction
Si empieza con cualquiera de los sabores (de cigarrillos electrónicos) y, por curiosidad, prueba un cigarrillo regular (de tabaco), sabrá horrible en comparación. Para tomar ese punto un paso más allá, remover o prohibir los saborizantes en los cigarrillos electrónicos, hará esa migración (de cigarrillo electrónico a cigarro de tabaco) más posible.

#5 - El líquido que está usando contiene anticongelante!

Ya para este punto, la mayoría de personas conoce el estudio del FDA en el 2009 que encontró un nivel residual (aproximadamente 1%) de dietilenglicol, un ingrediente tóxico que se usó en el pasado en anticongelante (coolant), en 1 de 18 cartuchos de solo dos marcas de cigarrillos electrónicos. Ningún estudio desde entonces ha detectado dietilenglicol en ninguno de los cartuchos (o cartomizadores) ni los líquidos de recarga, lo que sugiere que los resultados del estudio del FDA pudieron estar contaminados. Mientras que el humo de cigarros de tabaco contienen miles de químicos, varios que no se han podido clasificar, se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos. Los cuatro ingredientes que se utilizan en la mayoría de los cigarrillos electrónicos son: propileno glicol, glicerina vegetal, saborizantes clasificados como seguros (GRAS) por el FDA, y, opcionalmente, nicotina. Propileno glicol sustituyó al dietilenglicol en anticongelante para reducir la tóxicidad.

Kristin Noll-Marsh, Vicepresidenta - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association (CASAA)
Ningún estudio realizado, incluyendo el del FDA, ha encontrado algo semejante a una cantidad tóxica de dietilenglicol en el liquido de los cigarrillos electrónicos. La cantidad que se encontró en solo un cartucho era tan insignificante que no era importante salvo que el FDA quisiera asustar a los consumidores. El uso de la palabra "anticongelante" (antifreeze) lo hace sonar mucho más peligroso de lo que realmente es.
Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
Primero, el FDA mismo nota que esto fue simplemente un análisis preliminar y que "dada la variabilidad entre los productos, este análisis no se debería usar para sacar conclusiones sobre cuáles sustancias están o no están presentes en cigarrillos electrónicos particulares o en marcas especificas de cigarrillos electrónicos." Por supuesto, eso no ha detenido a las personas en contra de los cigarros electrónicos en citar este reporte como evidencia del (supuesto) peligro. El FDA tampoco mencionó que las cantidades ínfimas de nitrosaminas especificas del tabaco que se detectaron son órdenes de magnitud menores de lo que existe en el humo de cigarros (de tabaco) y es similar a los niveles de impureza existentes en productos terapéuticos de reemplazo de nicotina aprobados por el FDA.

#6 - Los cigarrillos electrónicos simplemente son un paso para llegar a fumar cigarros de tabaco

Los cigarrillos electrónicos no son para personas que no son fumadores. Fueron diseñados como una alternativa de reducción de daño para aquellos fumadores que no quieren o no pueden dejar de fumar cigarrillos de tabaco con otros métodos. Aún más, el humo del cigarro de tabaco sabe terrible comparado al vapor de un cigarrillo electrónico, haciendo la transición de cigarro electrónico a cigarro de tabaco mucho menos atractiva.

Dr. Carl V. Phillips, Director Científico y ex-profesor de Salud Pública - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association & Anti-THR Lies
Por supuesto, la mentira mas grande es la de que el cigarrillo electrónico es una entrada hacia los cigarros de tabaco. Se nota cuando los prohibicionistas empiezan a utilizar argumentos de que algo es un paso hacia usar otra cosa que han rendido pretendiendo que la conducta es el problema para ellos. Entonces, tienen que crear una razón para prohibir la conducta que ellos no quieren, y la forma que lo hacen es decir que X lleva a Y. No hay evidencia que apoye esa posición en ningún estudio que he visto."

#7 - No sabemos lo que se está inhalando

La cuestión es que sí se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos porque se conocen los ingredientes que se utilizan en la mayoría de los líquidos. Más allá, estudios recientes han analizado el contenido del vapor del cigarro electrónico y descubrió que los niveles de compuestos químicos volátiles están muy por debajo de los limites de seguridad.

Katherine Devlin, Presidenta - Electronic Cigarette Industry Trade Association (ECITA)
Los componentes (químicos) de los cigarrillos electrónicos se conocen, por lo menos, al mismo nivel que los químicos que se generan a la hora de quemar tabaco o las emisiones de automóviles, si no más que eso. Lo importante es que los químicos producidos por los cigarrillos electrónicos son órdenes de magnitud menos tóxicos que cualquiera de esos dos.

#8 - Las baterías pueden explotar

Últimamente han salido varias noticias sobre baterías de cigarrillos electrónicos "explotando", o por lo menos, prendiendo fuego "espontáneamente". Quizás el más famoso es el del hombre en Florida que perdió varios dientes después de que el cigarrillo electrónico, hecho en casa, que estaba usando baterías sin protección de circuito en serie (llamado stacking en Inglés) sufrió una sobrecarga y explotó. Estas baterías, las que se usan en cualquier cigarrillo electrónico, desde los más básicos hasta los mods son basadas en la misma tecnología que las baterías de celular, portátiles, y otros dispositivos. El mal uso, el descuido, o abusar de las baterías de estos dispositivos pueden causar incendios y pueden explotar. Siempre se deben seguir las instrucciones y el sentido común a la hora de cargar las baterías y no se debería experimentar sin la guía, el conocimiento, y la experiencia de alguien que sabe sobre baterías de litio.

#9 - La nicotina es un veneno y puede causar cáncer

A contrario del pensamiento popular, la nicotina no es el componente en los cigarrillos de tabaco que es cancerígeno. Un estudio, que duró dos (2) años, exponiendo ratas de laboratorio a un ambiente con nicotina, por 20 horas al día, 5 días a la semana para lograr una concentración plásmica de nicotina mayor que un fumador pesado, no encontró un incremento de ocurrencia de tumores en la población. Inclusive, si la nicotina fuera la fuente cancerígena de los cigarrillos de tabaco, terapias de reemplazo de nicotina, como el parche, los chicles, y los inhaladores, nunca hubieran sido aprobados por la FDA para su uso prolongado. Aunque existe una cierta cantidad de debate sobre la cantidad, la nicotina ingerida en grandes cantidades puede causar una sobredosis y se deben observar cuidados básicos con botellas de e-liquid y los dispositivos. Al menos, guarde toda botella de e-liquid fuera del alcance de niños y mascotas, y use botellas con tapas resistentes a niños.

Chris Price, ex-Secretario del ECCA del Reino Unido - e-Cigarette Politics
A este nivel, los efectos de la nicotina son casi invisibles. Aún cuando se consume en tabaco no-combustible de buena calidad (como el snus), y usando como ejemplo a Suecia, es virtualmente imposible identificar algún daño a nivel de la población estadísticamente notable.
Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
La FDA ha determinado que no hay problemas significantes, en términos de seguridad de uso, con respecto al uso a largo plazo o recreativo de la nicotina. Especificamente, la agencia publicó recientemente en el Federal Register indicando que el uso a largo plazo de productos de reemplazo de nicotina son seguros y no parece tener un potencial significativo de abuso o dependencia. En 2007, el Dr. David Sweanor de la Universidad de Ottawa, publicó un articulo en el International Journal of Drug Policy llamado, Reducción del Daño del Tabaco: Cómo una política pública racional puede transformar la pandemia donde notó que "la nicotina, a los niveles de dosificación que buscan los fumadores, es una sustancia relativamente inocua que se suministra por un medio sumamente peligroso, el humo de cigarrillo." Dice el artículo que comparado al humo de tabaco, la nicotina, por si sola, es benigna: "Una dosis (aguda) fatal de nicotina requiere aproximadamente 60mg para la persona promedio, pero, igual que una dosis (aguda) fatal de cafeína, la cantidad es muchísimo mayor de lo que los consumidores buscan y consumen (Fagerstrom, 2005).

#10 - Los cigarrillos electrónicos aún causan "humo" de segunda mano

Los cigarros electrónicos no producen una cantidad detectable de toxinas en su uso. No producen vapor cuando no están en uso, a diferencia de los cigarrillos de tabaco que, por su naturaleza de ser quemados, producen humo aún cuando el fumador no lo está usando activamente. Además, los cigarrillos electrónicos no emiten nicotina de "segunda mano" ya que la cantidad presente en el vapor es típicamente menor que un cigarrillo convencional. El vapor del cigarrillo electrónico se disipa en el aire en segundos, aproximadamente 11 segundos, comparado a 20 minutos con el humo de tabaco.

Dr. Igor Burstyn, Profesor - Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública
Aun cuando uno compara los estándares de exposición involuntaria en áreas de trabajo y usando varios supuestos conservadores, la exposición (al vapor) de cigarrillos electrónicos cae muy por debajo de los limites para compuestos con toxicidad conocida. Eso significa que, aun ignorando los beneficios (de salud) del uso del cigarrillo electrónico y el hecho de que su uso es una elección activa, e incluyendo los niveles que son considerados como inaceptables por personas que no se benefician ni quieren ser expuestas (al vapor), el contenido del mismo no debería generar una preocupación ni un llamado a una acción remedial.

#11 - Está simplemente sustituyendo una adicción por otra!

La nicotina puede ser adictiva y cuando un fumador opta por la alternativa de un cigarrillo electrónico, lo más seguro es que seguirá consumiendo nicotina por algún tiempo. Sin embargo, muchos reducen la cantidad gradualmente sobre el tiempo y llegan a usar e-liquid sin nicotina o dejan de usarlo por completo. Un estudio reciente, el ECLAT publicado en PLOS One, encontró que el 73% de participantes que dejaron de fumar también dejaron de usar el cigarrillo electrónico al final del estudio de 52 semanas. Algunas personas han dejado de vapear por completo una vez que se sienten listos, mientras que otros lo han convertido en una afición. Algunas personas simplemente no querían dejar de fumar, pero, con los cigarrillos electrónicos, encontraron una forma de seguir sin el daño de quemar cigarros de tabaco (el corazón del concepto de reducción de daño de tabaco, o THR, por sus siglas en Inglés).

Scott Ballin, Experto en Salud Pública y Tabaco - Tobacco at a Crossroads
No es la nicotina la que causa el daño, sino la forma que se suministra al usuario. El fumado es la causa más grande de muertes, por mucho. Casi todos los productos no-combustibles, incluyendo tabaco sin humo (snus) y cigarrillos electrónicos son un 90% menos riesgosos, comparativamente. Nicotina es como cafeína en cierta forma. Si se fuma el café, tendríamos miles de químicos en el humo producidos por la combustión. Pero los riesgos desaparecen cuando se usa de una forma no-combustible. El tabaco, como una planta, se podría hacer en un té que permite a las personas obtener nicotina sin los riesgos. Cigarrillos electrónicos, chicles, etc. son todos una forma de producto no-combustible que son significativamente de menor riesgo.

#12 - Dejar los cigarrillos de una es la forma más efectiva de dejar de fumar

Aunque parece intuitivamente cierto, para muchas personas dejar de fumar instantáneamente no es una opción viable a largo plazo. Diferentes personas tienen diferentes niveles de adicción, que puede radicar en los químicos, en el ritual, en componentes sociales, u otras raíces psicológicas. En cualquier caso, la mayoría de personas que quieren dejar de fumar intentan varios métodos, incluyendo dejar de fumar de una, pero no han tenido éxito. Hablando en términos estadísticos, solo el 3.5% de personas logran dejar de fumar en "seco", sin relapsos. Aunque los cigarrillos electrónicos son muy nuevos en el mercado y la cantidad de estudios longitudinales son pocos, son por lo menos igualmente de efectivos que los parches de nicotina (con una tasa de éxito de abstinencia de 7.3%), mientras que los más optimistas citan números superiores al 20% en encuestas auto-reportadas.

#13 - Los cigarrillos electrónicos contienen nitrosaminas

Quizás el problema más grave de este argumento es que no hay un marco de referencia para muchos. Algunas nitrosaminas son cancerígenas, y todas están presentes en el tabaco, a veces en cantidades extremadamente altas, en rangos superiores de 5,000 nanógramos por gramo de tabaco. En cambio, los cigarrillos electrónicos contienen una cantidad similar a la que está presente en parches de nicotina, aproximadamente 8 nanógramos. En términos de comparación, un nanógramo es un billonésimo de un gramo; en otras palabras, 1,000,000 de nanógramos equivale a un miligramo. Cuando hablamos que un cigarrillo de tabaco puede contener hasta 11,190 nanógramos de nitrosaminas, eso es más de 1,300 veces la cantidad de nitrosaminas presentes en el cigarrillo electrónico. El factor de riesgo es totalmente distinto.

Además de la reducción de nitrosaminas, los cigarrillos electrónicos carecen de los 56 compuestos químicos identificados en el humo de tabaco, en altas cantidades, que son cancerígenas. Puede ser que exista un riesgo ínfimo con cigarrillos electrónicos, pero cuando se compara con cigarros de tabaco, no se puede decir que el riesgo es el mismo. Si en el continuo de riesgos, el cigarrillo de tabaco es un 100, el cigarro electrónico es un 5.

#14 - Los cigarrillos electrónicos pueden causar daños pulmonares

Un estudio de Septiembre del 2012 encontró que el usar cigarrillos electrónicos por 10 minutos incrementó la resistencia pulmonar en fumadores sin asma o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o COPD en Inglés). Sin embargo, un incremento temporal de resistencia pulmonar no es lo mismo que decir que hay daños permanentes. A pesar de este incremento pulmonar, no hubo una disminución en niveles de oxígeno en la sangre. Factores ambientales, como humedad extrema, aire frio, y ejercicio, también causan resistencia pulmonar temporal, pero nadie dice que estos factores causen daños permanentes a los pulmones.

Dr. Gilbert Ross, Director Ejecutivo y Médico - American Council on Science and Health (ACSH)
Los componentes del vapor del cigarrillo electrónico, que son significantes, son vapor de agua con (típicamente) nicotina, glicerina vegetal, saborizantes, y propilenoglicol, todos clasificados como GRAS (Generalmente Reconocidos como Seguros) por el FDA. Un estudio reciente del Dr. Igor Burstyn de la Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública demostró que el vapor del cigarrillo electrónico tiene un posibilidad muy remota de afectar la salud a largo plazo.

#15 - los cigarrillos electrónicos no están aprobados por el FDA y, por ende, no son seguros

La FDA no ha aprobado los cigarrillos electrónicos porque "no han sido estudiados extensivamente." Es importante entender que el FDA no realiza estudios directamente. El proceso de aprobación del FDA requiere que cada fabricante someta estudios para ser revisados por la FDA. La FDA no toma estudios hechos por independientes como evidencia directa para aprobación y cada producto (en el caso de cigarrillos electrónicos, cada modelo, cada modificación, cada sabor, etc.) requiere su propio estudio. Este proceso puede llevar miles de millones de dólares antes de obtener una aprobación. Estudios externos, hechos por universidades independientes o investigadores independientes, muestran evidencia que, aunque no son 100% seguros y que los cigarrillos electrónicos conllevan ciertos riesgos, los riesgos son muchísimo menores que los cigarros de tabaco.

En el vacío de regulación estatal, la misma industria de cigarrillos electrónicos ha creado métodos y organizaciones de auto-regulación. Muchas de las compañías no venden a menores de edad, sin importar si el producto contiene o no nicotina o si existe legislación al respecto (la cual sí existe en Costa Rica). Organizaciones como AEMSA proveé servicios de consultoria, auditoria, y certificación de laboratorios de manufactura para asegurar al consumidor que el producto que está comprando sigue reglamentos básicos de buenas prácticas de manufactura.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios realizados en este blog son revisados antes de ser publicados.



Select a method of verification. Intended for sale to adults 18 years or older. If you are not legally able to purchase tobacco products in Costa Rica (or the country where you live), do not enter this site.

Seleccione un método de verificación. Los productos de Revolution Vapor son para personas mayores de edad (18+). Si legalmente no puede comprar productos de tabaco en Costa Rica (o su país), no ingrese a éste sitio.


Facebook
FB waiting {[{fb_message_en}]}
FB waiting {[{fb_message_es}]}
{[{fb_success_en}]}
{[{fb_success_es}]}
Cedula

Birth Date Nacimiento