Noticias & Novedades » General

Noticias & Novedades » General

  • Cómo Cargar Responsablemente Cómo Cargar Responsablemente

    0 comments / Posted on by Revolution Vapor

    Toda batería, sin importar cuál es el dispositivo, requiere de ciertos cuidados para asegurarse que no causen accidentes. Los cigarrillos electrónicos, al igual que los celulares o laptops, usan baterías de litio para mantener su carga, pero la batería es solo una parte del sistema. Para poder cargar responsablemente su cigarrillo electrónico es importante entender todo el sistema.

    El circuito de un cigarrillo electrónico está conformado por varias partes: (a) la batería, (b) una placa o tarjeta que controla el botón, y (c), en algunos modelos, un circuito de control de carga. No todos los fabricantes incluyen el circuito de control de carga en sus dispositivos. El método principal de protección, especialmente en baterías pequeñas y en baterías tipo eGo, es la tapa inferior (o la tapa superior, dependiendo del modelo) que está diseñada para separarse en caso de que la batería empiece a sobre calentarse para liberar los gases y evitar un fallo catastrófico. El funcionamiento correcto de esta protección depende mucho de la calidad de manufactura y construcción. Este proceso es la última línea de protección que puede ofrecer una batería de esta clase. Las baterías más avanzadas tienen otros modelos de protección como sensores de temperatura para impedir sobre calentar la batería, puertos de ventilación estratégicamente integrados, entre otros.

    El punto más vulnerable de una batería es mientras se está cargando. Dependiendo del tamaño de la batería y la marca, existen diferentes tipos de cargadores con diferentes especificaciones, popularmente:

    1. El que típicamente se usa con baterías que imitan la forma de un cigarro tradicional o con baterías eGo de capacidades pequeñas (de 600mAh o menos) donde el cargador suple una corriente de 120mAh máximo y puede ser una unidad integrada con la rosca (típicamente 808 o 510) o puede tener un cable corto que termina con un puerto USB de un lado y la rosca del otro.
    2. Para baterías estilo eGo con capacidades mayores a 650mAh, el cargador usualmente suple una corriente de 420mAh como máximo y usualmente se presenta como un cargador con una caja, que resguarda una placa o tarjeta de circuitos integrados, conectado a un cable USB. Los cargadores de este estilo de alta calidad incluyen un circuito integrado de monitoreo de carga.

    Las baterías de litio no se cargan igual que las baterías de NiMH o NiCAD (que se encuentra aún en algunas baterías recargables tipo AA o AAA). Las baterías de composición NiMH/NiCAD típicamente se cargan simplemente supliendo un voltaje constante por un período de tiempo definido. Las baterías de litio tiene cuatro fases distintas de carga.

    En la primera fase, el cargador varia el voltaje de la carga para mantener una corriente estable durante esta fase, cargando la batería en un modo que se conoce como corriente constante. Una vez que la batería alcanza un cierto nivel de carga (usualmente determinado por el cargador), cambia de modo a voltaje constante. En esta fase, que es la fase de saturación de carga de la batería, el cargador varía la corriente para mantener un cierto voltaje. Esta fase sigue hasta que el cargador detecta que la batería le falta un 10% de carga, aproximadamente. En caso de que la batería se deje conectada al cargador, periódicamente el cargador revisa la carga de la batería y le suple el voltaje suficiente para mantenerlo al 90%.

    Con esto en mente, es importante siempre asegurarse que se esté usando el cargador correcto para la batería que se desea cargar. No se debería usar un cargador de 420mAh para cargar una batería de capacidad limitada, como aquellas baterías que imitan la forma de los cigarros tradicionales, ya que la capacidad de la batería es muy inferior a la del cargador. Una batería de 180mAh conectado a un cargador de 420mAh (diseñado para baterías eGo de alta capacidad) es casi seguro que sufra un fallo catastrófico ya que no cuenta con un circuito integrado para bajar el voltaje.

    Por último, el adaptador de pared puede fallar o sobre calentarse si se usa erróneamente. Siempre revise que el adaptador de pared pueda suplir por lo menos el mínimo requerido por el adaptador USB (típicamente 120mAh o 420mAh) para no sobrecargar el adaptador de pared. Si se utiliza un puerto de USB de una computadora para suplir la corriente al adaptador, siempre use puertos que cumplen con el estándar USB 2.0 (que fue diseñado para suplir un máximo de 500mAh), ya que puertos USB 1.0 se pueden sobre calentar tratando de cargar un cigarrillo electrónico que requiere más de 150mAh.

    Toda batería, sin importar cuál es el dispositivo, requiere de ciertos cuidados para asegurarse que no causen accidentes. Los cigarrillos electrónicos, al igual que los celulares o laptops, usan baterías de litio para mantener su carga, pero la batería es solo una parte del sistema. Para poder cargar responsablemente su cigarrillo electrónico es importante entender todo el sistema.

    El circuito de un cigarrillo electrónico está conformado por varias partes: (a) la batería, (b) una placa o tarjeta que controla el botón, y (c), en algunos modelos, un circuito de control de carga. No todos los fabricantes incluyen el circuito de control de carga en sus dispositivos. El método principal de protección, especialmente en baterías pequeñas y en baterías tipo eGo, es la tapa inferior (o la tapa superior, dependiendo del modelo) que está diseñada para separarse en caso de que la batería empiece a sobre calentarse para liberar los gases y evitar un fallo catastrófico. El funcionamiento correcto de esta protección depende mucho de la calidad de manufactura y construcción. Este proceso es la última línea de protección que puede ofrecer una batería de esta clase. Las baterías más avanzadas tienen otros modelos de protección como sensores de temperatura para impedir sobre calentar la batería, puertos de ventilación estratégicamente integrados, entre otros.

    El punto más vulnerable de una batería es mientras se está cargando. Dependiendo del tamaño de la batería y la marca, existen diferentes tipos de cargadores con diferentes especificaciones, popularmente:

    1. El que típicamente se usa con baterías que imitan la forma de un cigarro tradicional o con baterías eGo de capacidades pequeñas (de 600mAh o menos) donde el cargador suple una corriente de 120mAh máximo y puede ser una unidad integrada con la rosca (típicamente 808 o 510) o puede tener un cable corto que termina con un puerto USB de un lado y la rosca del otro.
    2. Para baterías estilo eGo con capacidades mayores a 650mAh, el cargador usualmente suple una corriente de 420mAh como máximo y usualmente se presenta como un cargador con una caja, que resguarda una placa o tarjeta de circuitos integrados, conectado a un cable USB. Los cargadores de este estilo de alta calidad incluyen un circuito integrado de monitoreo de carga.

    Las baterías de litio no se cargan igual que las baterías de NiMH o NiCAD (que se encuentra aún en algunas baterías recargables tipo AA o AAA). Las baterías de composición NiMH/NiCAD típicamente se cargan simplemente supliendo un voltaje constante por un período de tiempo definido. Las baterías de litio tiene cuatro fases distintas de carga.

    En la primera fase, el cargador varia el voltaje de la carga para mantener una corriente estable durante esta fase, cargando la batería en un modo que se conoce como corriente constante. Una vez que la batería alcanza un cierto nivel de carga (usualmente determinado por el cargador), cambia de modo a voltaje constante. En esta fase, que es la fase de saturación de carga de la batería, el cargador varía la corriente para mantener un cierto voltaje. Esta fase sigue hasta que el cargador detecta que la batería le falta un 10% de carga, aproximadamente. En caso de que la batería se deje conectada al cargador, periódicamente el cargador revisa la carga de la batería y le suple el voltaje suficiente para mantenerlo al 90%.

    Con esto en mente, es importante siempre asegurarse que se esté usando el cargador correcto para la batería que se desea cargar. No se debería usar un cargador de 420mAh para cargar una batería de capacidad limitada, como aquellas baterías que imitan la forma de los cigarros tradicionales, ya que la capacidad de la batería es muy inferior a la del cargador. Una batería de 180mAh conectado a un cargador de 420mAh (diseñado para baterías eGo de alta capacidad) es casi seguro que sufra un fallo catastrófico ya que no cuenta con un circuito integrado para bajar el voltaje.

    Por último, el adaptador de pared puede fallar o sobre calentarse si se usa erróneamente. Siempre revise que el adaptador de pared pueda suplir por lo menos el mínimo requerido por el adaptador USB (típicamente 120mAh o 420mAh) para no sobrecargar el adaptador de pared. Si se utiliza un puerto de USB de una computadora para suplir la corriente al adaptador, siempre use puertos que cumplen con el estándar USB 2.0 (que fue diseñado para suplir un máximo de 500mAh), ya que puertos USB 1.0 se pueden sobre calentar tratando de cargar un cigarrillo electrónico que requiere más de 150mAh.

    Read more

  • Tips de Seguridad y Mantenimiento de Cigarrillos Electrónicos Tips de Seguridad y Mantenimiento de Cigarrillos Electrónicos

    0 comments / Posted on by Revolution Vapor

    Los Cigarrillos electrónicos están diseñados para fumadores que buscan minimizar su exposición de riesgo al tabaco, pero es importante recordar que los cigarrillos electrónicos son un poco más complejos que los cigarros tradicionales y requieren de un nivel de cuido para maximizar el tiempo de uso y prolongar su vida útil. Estos tips están diseñados para ayudar a vapeadores de cualquier nivel de experiencia, desde los que están usando baterías de primera generación con cartomizadores, hasta vapeadores utilizando baterías estilo eGo o mods avanzados.

    El Uso De Cigarrillos Electrónicos Básicos

    Los Cigarrillos electrónicos diseñados para principiantes, como las baterías de primera generación (como las baterías en los kits The Explorer Kit o The Weekender Kit), están diseñadas para ser sumamente simples de usar pero siempre hay buenas precauciones que se poden tomar para maximizar su vida útil. Las dos cosas más importantes a saber es cúando se está acabando el líquido en el cartomizador y como cuidar la batería del cigarrillo electrónico.

    • El atomizador de cartomizadores o claromizadores es efectivamente un calentador en miniatura y el área inmediata alrededor de la resistencia puede llegar a calentarse después de un uso prolongado. Si nota que el cartomizador o claromizador se está calentando más de lo normal, deje de usarlo por un rato hasta que se enfríe, o alternativamente, cambie el cartomizador o claromizador por otro para dejarlo enfriar. Esto permite que se enfríe el alambre de la resistencia y evita daños al dispositivo.
    • La señal más notoria de que el cartomizador está vacío es una caída pronunciada en producción de vapor o un sabor característico de "quemado" o de aire caliente. Esto es señal de que es el momento de recargar el cartomizador con e-liquid.
    • Aunque las baterías de primera generación son típicamente pequeñas, es importante seguir los mismos cuidados que tendría con baterías más grandes. Nunca las exponga directamente al sol, ni a extremos de temperaturas calientes (o frias). Las baterías de Iones de Litio deben estar guardadas, en condiciones óptimas, alrededor de 15 grados centígrados y con poca humedad. Sí desea guardarlas por un período prolongado, deberían ser guardadas a media carga.
    • Es recomendable guardar los cartomizadores con las tapillas de silicon para minimizar evaporación de líquido y evitar que entre polvo al cartomizador cuando no está en uso.

    Cargar Baterías Responsablemente

    El momento más vulnerable de una batería, y cuando puede presentar más problemas, es cuando se está cargando. Es sumamente importante utilizar cargadores diseñados para suministrar una carga lenta a la batería para minimizar cualquier riesgo a la hora de cargar el cigarrillo electrónico. Para baterías de primera generación o baterías de segunda generación (como baterías clase eGo), siempre utilice cargadores que suministran no más de 5 voltios (abreviado como 5V o 5VDC) y 500mAh (abreviado como 0.5A).

    • Si tienen dudas con respecto a la potencia del cargador, revíselo antes de utilizarlo. La información de suministro de corriente típicamente se puede encontrar cerca del enchufe, identificado por la línea que dice Output.
    • Si es posible, no cargue la batería desatendida. El peligro más grande con cualquier tipo de batería es sobrecargarla. En condiciones óptimas, es deseable remover la batería del cargador tan pronto termina de cargar.
    • No cargue la batería en ambientes con temperaturas extremas, ya que esto puede afectar la estabilidad química de la batería. Igualmente, no deje la batería al alcance de niños o mascotas cuando se está cargando. En lugares con alta variación de voltaje, utilice un supresor de picos con conexión a tierra.
    • Si utiliza vaporizadores avanzados, o mods, trate de asegurarse de utilizar baterías protegidas o pilas de química "más seguras" como baterías a base de IMR (litio magnesio).
    • Si la batería, de cualquier tipo, se calienta de repente, empieza a ventilar gases, o se inflama, descontinúe el uso inmediatamente y aléjese de la batería. La batería está sufriendo una falla catastrófica y debería desecharse inmediatamente. Descarte la batería responsablemente, preferiblemente en un lugar que recicle baterías.

    Portar Seguramente su Cigarrillo Electrónico

    Hay pocas situaciones donde puede haber un fallo catastrófico portando su cigarrillo electrónico y es importante mantenerlo lejos de otros objetos metálicos que tiene en su bolsillo. Esto no solo puede extenderle la vida del acabado del cigarrillo electrónico sino también evitar cortocircuitos que puedan llevar a un accidente.

    • Un cortocircuito eléctrico es lo más importante de evitar. La electricidad siempre viaja por el camino de menor resistencia, jalando más corriente de lo que soporta la batería, que en casos extremos conlleva a un fallo de la batería. Este proceso puede generar mucho calor, derritiendo los componentes, destruyendo la batería, y hasta causando quemaduras.
    • Las baterías sueltas, especialmente baterías para mods o vaporizadores avanzados, nunca se deberían llevar en bolsas o lugares donde puede hacer cortocircuito con llaves, monedas, u otro objetos metálicos. Es deseable siempre andar baterías de este estilo en cajas especiales para evitar el contacto con otros objetos.
    • Siempre se puede minimizar el riesgo de cortocircuitos utilizando un estuche para andar el cigarrillo electrónico, apagarlo en el caso de baterías manuales, o siempre mantener el cartomizador o claromizador conectado a la batería.

    Seguridad de Cartomizadores y Claromizadores

    Muchos de los problemas con cartomizadores o claromizadores al principio son las filtraciones de líquido que pueden ocurrir por una variedad de razones, desde estilo de uso hasta sobre llenar los dispositivos. Aunque ser expuesto directamente al líquido es algo que se debería evitar, las cantidades que se filtran son mínimas y no deberían presentar un riesgo. Lo importante es saber cómo evitarlo.

    • No es necesario jalar el cigarrillo electrónico tan duro como un cigarro convencional de tabaco. Para todas las clases de cigarrillos electrónicos, sin importar el diseño, la técnica correcta es jalar por más tiempo y más suave. Con baterías manuales puede minimizar la condensación de líquido en el tubo de aire jalando una fracción de segundo después de soltar el botón.
    • En caso de que se derrame líquido, no trague el líquido, y si se puede, enjuague la boca con agua inmediatamente. Igualmente, sí se expuso líquido directamente a la piel, lave el área con agua y jabón inmediatamente. Para minimizar el riesgo de contacto con el líquido derramado sobre una superficie, limpie inmediatamente con una toalla desechable, con agua y jabón.
    • Si tiene una colección de cartomizadores, claromizadores, y tanques, manténgalos fuera del alcance de niños y mascotas, sin importar si tienen líquido o no.
    • Hay ciertos saborizantes que tienen reacciones adversas con ciertos materiales de claromizadores o tanques. No utilice sabores con un contenido alto de ácido málico o ácido cítrico en tanques de acrílico o policarbonato. Si tiene duda, es preferible invertir en un tanque de vidrio (Pyrex) o de metal para minimizar cualquier riesgo.

    Precauciones Básicas con el e-Liquid

    Aunque muchos de estos consejos son de sentido común, es importante recordar que el e-liquid es el componente que puede tener más riesgo de mal uso. Trátelos con cuidados básicos, y guardelos fuera del alcance de niños o mascotas, igual como mantiene guardado alcohol, productos de limpieza, y medicinas fuera del alcance de niños o mascotas.

    • Para prolongar la vida de su líquido de recarga y proteger otros de exposiciones accidentales, es importante mantener el e-liquid en un lugar fresco, lejos del sol, y fuentes de calor. Idealmente, manténgalo fuera del alcance de niños y bajo llave.
    • Utilice tapas resistentes a niños en las botellas.
    • Tome precauciones básicas cuando está rellenando cartomizadores, claromizadores, o tanques. Si se riega e-liquid, inmediatamente limpie el área con toallas desechables con agua y jabón. Si se derramó e-liquid sobre la ropa, cámbiese inmediatamente, y lave la ropa antes de utilizarla.
    • Si añeja los líquidos, tome precauciones básicas de mantener el líquido fuera del alcance de otros, especialmente si añeja el líquido con la botella destapada.
    • El uso excesivo de líquidos de recarga puede presentar síntomas desagradables. Aunque la dosis actualmente aceptada como fatal está basada sobre evidencia cuestionable de hace más de 100 años, es importante evitar el sobre uso. Los síntomas de sobredosis incluyen, pero no son limitados a, náusea, mareo, dolores abdominales, palpitaciones rápidas, salivación excesiva, y dificultad respirartoria. Normalmente estos sintomas son pasajeros, y disminuyen rápidamente después de abstenerse unas horas. Modere su uso responsablemente.

    Alergias, Condiciones Médicas, y e-Liquid

    Ninguna actividad es 100% libre de riesgos, y aunque los cigarrillos electrónicos tienen mucho menos ingredientes que los cigarros tradicionales de tabaco, es importante notar cualquier síntoma de alergia que se pueda desarrollar. Igualmente, si tiene condiciones médicas que prohíben el consumo de cafeína, es importante también evitar cigarrillos electrónicos que contienen nicotina. Este artículo no está diseñado para ayudar a diagnosticar problemas médicos, ni para brindar consejos médicos. Si tiene una duda, o desarrolla una reacción alérgica, descontinúe el uso del cigarrillo electrónico y consulte a su médico.

    • La alergia más común es una reacción alérgica al propilenglicol (PG) presente en el líquido de recarga. Las personas con ésta alergia la presentan con una variedad de productos, desde cosméticos hasta ciertas comidas procesadas. Los síntomas incluyen, pero no están limitados a, garganta irritada, dificultad a la hora de respirar, dolores de cabeza, urticaria, salpullido, inflamación, y/o náusea. Si presenta cualquiera de estos síntomas con líquidos que contienen propilenglicol, descontinúe el uso del líquido inmediatamente. Existen alternativas en el mercado que son compuestos 100% de glicerina vegetal para personas con este tipo de alergia.
    • La nicotina es un estimulante similar a la cafeína. Si su doctor le prohibió el uso de la cafeína, no utilice cigarrillos electrónicos que contienen nicotina. La nicotina también puede interactuar con ciertas condiciones médicas, como hipotiroidismo, ciertas condiciones cardíacas, condiciones de piel como psoriasis, y ciertas medicinas. Si tiene algunas de estas condiciones, consulte a su médico antes de utilizar cualquier producto con nicotina, sin importar si son cigarrillos electrónicos, parches, chicles, o inhaladores prescritos médicamente.
    • Las mujeres embarazadas no deben utilizar ningún tipo de producto con nicotina, incluyendo terapias de reemplazo de nicotina como parches, chicles, e inhaladores de nicotina.

    Caducacidad del e-Liquid

    Aunque la fecha de caducidad de los líquidos de recarga no tiene un consenso, puede seguir estos consejos para determinar si el líquido aún es viable.

    • La Nicotina, el propilenglicol, y la glicerina vegetal típicamente caducan entre 12 y 24 meses después de ser fabricados o extraídos. Los saborizantes pueden acelerar o desacelerar este proceso.
    • Es típico que el e-liquid se oscurezca cuando se añeja, y puede desarrollar sedimentos en el fondo de la botella con el paso del tiempo, ya que los ingredientes más densos tienden a separase. Sin embargo, si agita la botella y este sedimento no se integra al resto del líquido, es una señal de que los saborizantes caducaron y no se debería utilizar. Deseche responsablemente.
    • Si tiene duda de la viabilidad del líquido, utilice el mismo criterio que se utiliza para la comida: si tiene un olor raro, o no se ve en buen estado, o si tiene más de un año, deseche el líquido.

    La Ley de Ohmios y Mods

    Toda batería tiene un limite de la cantidad de corriente que puede suministrar y si pasa este límite, puede forzar la batería, llevándola a un fallo catastrófico. Esto aplica especialmente para aquellas personas que utilizan cigarrillos electrónicos mecánicos, que por su naturaleza, no tienen circuitos de protección ni reguladores. Es importante conocer y dominar la Ley de Ohmios, especialmente cuando se combina mods mecánicos y atomizadores reconstruibles.

    • La Ley de Ohmios dicta que la corriente (medida en Amperios, A) es igual que el voltaje (medido en voltios, V) dividido por la resistencia (medido en Ohmios, Ω). Se extrae más corriente de la batería cuando se sube el voltaje o cuando se baja la resistencia.
    • Cada batería tiene una corriente máxima de descarga continua, estipulada en amperios (A). Consulte al fabricante de la batería para saber cuál es la corriente máxima de descarga continua. Se aconseja siempre sobreestimar el limite que provee el fabricante y utilizar un número entre el 20% al 30% menor al que dicta el fabricante como margen de seguridad.
    • Si no se puede conseguir la corriente máxima de descarga continua de una batería particular, se puede utilizar el "C-Rating" de la batería y multiplicarlo por la capacidad en amperios (A). Recuerde que la capacidad de las baterías que se utilizan para cigarrillos electrónicos son expresadas en miliamperios. 1000mA = 1A.
    • Con mods mecánicos son recomendables ciertas precauciones adicionales. Primero, siempre compre las mejores baterías posibles. Las baterías de baja calidad no solo no entregan la vida util esperada, sino que también pueden tener problemas con las celdas. Segundo, utilice fusibles de seguridad si están disponibles. Esto es especialmente importante para aquellas personas utilizando resistencias de ohmios bajos.

    Reconstruya los Atomizadores Responsablemente

    Los atomizadores reconstruibles son una forma excelente de ahorrar dinero y brindar un nivel adicional de customización. Es sumamente importante recordar la Ley de Ohmios cuando se reconstruye, ya que con la habilidad de customizar también viene una mayor responsabilidad.

    • Aunque el proceso de reconstruir es simple y se ve seguro, recuerde que se esta utilizando un alambre de resistencia que está diseñado para calentarse. No reconstruya directamente sobre un cigarrillo electrónico que está encendido y si es un mod mecánico, remueva la(s) batería(s) antes de empezar. Utilice el sentido común cuando se está usando tijeras y con las puntas del alambre de resistencia.
    • Los Multímetros o Medidores de Ohmios son sumamente útiles para personas que reconstruyen a menudo. Aún más importante cuando se está reconstruyendo a bajos ohmios (menos de 1Ω).
    • Si se utiliza un Medidor de Ohmio, y no entrega un número estable de lectura, esto es síntoma que hay un corto y no se debería usar ese atomizador.
    • Ciertos materiales de mechas no están diseñados para ser "dry burned" o activados sin líquido. Esto es especialmente importante con algodón o mezclas con algodón. El Sílice, uno de los materiales más comunes, se puede hacer el "dry burn" pero por períodos sumamente cortos; hacer esto excesivamente puede llegar a quemar el material.
    • Se recomienda calentar el alambre de resistencia antes de utilizarlo para reconstruir (que igualmente aplica para el engrillado de acero) pero no al punto de mantenerlo al rojo vivo. Esto se puede hacer con una antorcha de cocina (un soplete de mano) o hasta con un encendedor. Use la antorcha o el encendedor responsablemente y mantenga las manos y dedos lejos del área en la que se está trabajando.

    Los Cigarrillos electrónicos están diseñados para fumadores que buscan minimizar su exposición de riesgo al tabaco, pero es importante recordar que los cigarrillos electrónicos son un poco más complejos que los cigarros tradicionales y requieren de un nivel de cuido para maximizar el tiempo de uso y prolongar su vida útil. Estos tips están diseñados para ayudar a vapeadores de cualquier nivel de experiencia, desde los que están usando baterías de primera generación con cartomizadores, hasta vapeadores utilizando baterías estilo eGo o mods avanzados.

    El Uso De Cigarrillos Electrónicos Básicos

    Los Cigarrillos electrónicos diseñados para principiantes, como las baterías de primera generación (como las baterías en los kits The Explorer Kit o The Weekender Kit), están diseñadas para ser sumamente simples de usar pero siempre hay buenas precauciones que se poden tomar para maximizar su vida útil. Las dos cosas más importantes a saber es cúando se está acabando el líquido en el cartomizador y como cuidar la batería del cigarrillo electrónico.

    • El atomizador de cartomizadores o claromizadores es efectivamente un calentador en miniatura y el área inmediata alrededor de la resistencia puede llegar a calentarse después de un uso prolongado. Si nota que el cartomizador o claromizador se está calentando más de lo normal, deje de usarlo por un rato hasta que se enfríe, o alternativamente, cambie el cartomizador o claromizador por otro para dejarlo enfriar. Esto permite que se enfríe el alambre de la resistencia y evita daños al dispositivo.
    • La señal más notoria de que el cartomizador está vacío es una caída pronunciada en producción de vapor o un sabor característico de "quemado" o de aire caliente. Esto es señal de que es el momento de recargar el cartomizador con e-liquid.
    • Aunque las baterías de primera generación son típicamente pequeñas, es importante seguir los mismos cuidados que tendría con baterías más grandes. Nunca las exponga directamente al sol, ni a extremos de temperaturas calientes (o frias). Las baterías de Iones de Litio deben estar guardadas, en condiciones óptimas, alrededor de 15 grados centígrados y con poca humedad. Sí desea guardarlas por un período prolongado, deberían ser guardadas a media carga.
    • Es recomendable guardar los cartomizadores con las tapillas de silicon para minimizar evaporación de líquido y evitar que entre polvo al cartomizador cuando no está en uso.

    Cargar Baterías Responsablemente

    El momento más vulnerable de una batería, y cuando puede presentar más problemas, es cuando se está cargando. Es sumamente importante utilizar cargadores diseñados para suministrar una carga lenta a la batería para minimizar cualquier riesgo a la hora de cargar el cigarrillo electrónico. Para baterías de primera generación o baterías de segunda generación (como baterías clase eGo), siempre utilice cargadores que suministran no más de 5 voltios (abreviado como 5V o 5VDC) y 500mAh (abreviado como 0.5A).

    • Si tienen dudas con respecto a la potencia del cargador, revíselo antes de utilizarlo. La información de suministro de corriente típicamente se puede encontrar cerca del enchufe, identificado por la línea que dice Output.
    • Si es posible, no cargue la batería desatendida. El peligro más grande con cualquier tipo de batería es sobrecargarla. En condiciones óptimas, es deseable remover la batería del cargador tan pronto termina de cargar.
    • No cargue la batería en ambientes con temperaturas extremas, ya que esto puede afectar la estabilidad química de la batería. Igualmente, no deje la batería al alcance de niños o mascotas cuando se está cargando. En lugares con alta variación de voltaje, utilice un supresor de picos con conexión a tierra.
    • Si utiliza vaporizadores avanzados, o mods, trate de asegurarse de utilizar baterías protegidas o pilas de química "más seguras" como baterías a base de IMR (litio magnesio).
    • Si la batería, de cualquier tipo, se calienta de repente, empieza a ventilar gases, o se inflama, descontinúe el uso inmediatamente y aléjese de la batería. La batería está sufriendo una falla catastrófica y debería desecharse inmediatamente. Descarte la batería responsablemente, preferiblemente en un lugar que recicle baterías.

    Portar Seguramente su Cigarrillo Electrónico

    Hay pocas situaciones donde puede haber un fallo catastrófico portando su cigarrillo electrónico y es importante mantenerlo lejos de otros objetos metálicos que tiene en su bolsillo. Esto no solo puede extenderle la vida del acabado del cigarrillo electrónico sino también evitar cortocircuitos que puedan llevar a un accidente.

    • Un cortocircuito eléctrico es lo más importante de evitar. La electricidad siempre viaja por el camino de menor resistencia, jalando más corriente de lo que soporta la batería, que en casos extremos conlleva a un fallo de la batería. Este proceso puede generar mucho calor, derritiendo los componentes, destruyendo la batería, y hasta causando quemaduras.
    • Las baterías sueltas, especialmente baterías para mods o vaporizadores avanzados, nunca se deberían llevar en bolsas o lugares donde puede hacer cortocircuito con llaves, monedas, u otro objetos metálicos. Es deseable siempre andar baterías de este estilo en cajas especiales para evitar el contacto con otros objetos.
    • Siempre se puede minimizar el riesgo de cortocircuitos utilizando un estuche para andar el cigarrillo electrónico, apagarlo en el caso de baterías manuales, o siempre mantener el cartomizador o claromizador conectado a la batería.

    Seguridad de Cartomizadores y Claromizadores

    Muchos de los problemas con cartomizadores o claromizadores al principio son las filtraciones de líquido que pueden ocurrir por una variedad de razones, desde estilo de uso hasta sobre llenar los dispositivos. Aunque ser expuesto directamente al líquido es algo que se debería evitar, las cantidades que se filtran son mínimas y no deberían presentar un riesgo. Lo importante es saber cómo evitarlo.

    • No es necesario jalar el cigarrillo electrónico tan duro como un cigarro convencional de tabaco. Para todas las clases de cigarrillos electrónicos, sin importar el diseño, la técnica correcta es jalar por más tiempo y más suave. Con baterías manuales puede minimizar la condensación de líquido en el tubo de aire jalando una fracción de segundo después de soltar el botón.
    • En caso de que se derrame líquido, no trague el líquido, y si se puede, enjuague la boca con agua inmediatamente. Igualmente, sí se expuso líquido directamente a la piel, lave el área con agua y jabón inmediatamente. Para minimizar el riesgo de contacto con el líquido derramado sobre una superficie, limpie inmediatamente con una toalla desechable, con agua y jabón.
    • Si tiene una colección de cartomizadores, claromizadores, y tanques, manténgalos fuera del alcance de niños y mascotas, sin importar si tienen líquido o no.
    • Hay ciertos saborizantes que tienen reacciones adversas con ciertos materiales de claromizadores o tanques. No utilice sabores con un contenido alto de ácido málico o ácido cítrico en tanques de acrílico o policarbonato. Si tiene duda, es preferible invertir en un tanque de vidrio (Pyrex) o de metal para minimizar cualquier riesgo.

    Precauciones Básicas con el e-Liquid

    Aunque muchos de estos consejos son de sentido común, es importante recordar que el e-liquid es el componente que puede tener más riesgo de mal uso. Trátelos con cuidados básicos, y guardelos fuera del alcance de niños o mascotas, igual como mantiene guardado alcohol, productos de limpieza, y medicinas fuera del alcance de niños o mascotas.

    • Para prolongar la vida de su líquido de recarga y proteger otros de exposiciones accidentales, es importante mantener el e-liquid en un lugar fresco, lejos del sol, y fuentes de calor. Idealmente, manténgalo fuera del alcance de niños y bajo llave.
    • Utilice tapas resistentes a niños en las botellas.
    • Tome precauciones básicas cuando está rellenando cartomizadores, claromizadores, o tanques. Si se riega e-liquid, inmediatamente limpie el área con toallas desechables con agua y jabón. Si se derramó e-liquid sobre la ropa, cámbiese inmediatamente, y lave la ropa antes de utilizarla.
    • Si añeja los líquidos, tome precauciones básicas de mantener el líquido fuera del alcance de otros, especialmente si añeja el líquido con la botella destapada.
    • El uso excesivo de líquidos de recarga puede presentar síntomas desagradables. Aunque la dosis actualmente aceptada como fatal está basada sobre evidencia cuestionable de hace más de 100 años, es importante evitar el sobre uso. Los síntomas de sobredosis incluyen, pero no son limitados a, náusea, mareo, dolores abdominales, palpitaciones rápidas, salivación excesiva, y dificultad respirartoria. Normalmente estos sintomas son pasajeros, y disminuyen rápidamente después de abstenerse unas horas. Modere su uso responsablemente.

    Alergias, Condiciones Médicas, y e-Liquid

    Ninguna actividad es 100% libre de riesgos, y aunque los cigarrillos electrónicos tienen mucho menos ingredientes que los cigarros tradicionales de tabaco, es importante notar cualquier síntoma de alergia que se pueda desarrollar. Igualmente, si tiene condiciones médicas que prohíben el consumo de cafeína, es importante también evitar cigarrillos electrónicos que contienen nicotina. Este artículo no está diseñado para ayudar a diagnosticar problemas médicos, ni para brindar consejos médicos. Si tiene una duda, o desarrolla una reacción alérgica, descontinúe el uso del cigarrillo electrónico y consulte a su médico.

    • La alergia más común es una reacción alérgica al propilenglicol (PG) presente en el líquido de recarga. Las personas con ésta alergia la presentan con una variedad de productos, desde cosméticos hasta ciertas comidas procesadas. Los síntomas incluyen, pero no están limitados a, garganta irritada, dificultad a la hora de respirar, dolores de cabeza, urticaria, salpullido, inflamación, y/o náusea. Si presenta cualquiera de estos síntomas con líquidos que contienen propilenglicol, descontinúe el uso del líquido inmediatamente. Existen alternativas en el mercado que son compuestos 100% de glicerina vegetal para personas con este tipo de alergia.
    • La nicotina es un estimulante similar a la cafeína. Si su doctor le prohibió el uso de la cafeína, no utilice cigarrillos electrónicos que contienen nicotina. La nicotina también puede interactuar con ciertas condiciones médicas, como hipotiroidismo, ciertas condiciones cardíacas, condiciones de piel como psoriasis, y ciertas medicinas. Si tiene algunas de estas condiciones, consulte a su médico antes de utilizar cualquier producto con nicotina, sin importar si son cigarrillos electrónicos, parches, chicles, o inhaladores prescritos médicamente.
    • Las mujeres embarazadas no deben utilizar ningún tipo de producto con nicotina, incluyendo terapias de reemplazo de nicotina como parches, chicles, e inhaladores de nicotina.

    Caducacidad del e-Liquid

    Aunque la fecha de caducidad de los líquidos de recarga no tiene un consenso, puede seguir estos consejos para determinar si el líquido aún es viable.

    • La Nicotina, el propilenglicol, y la glicerina vegetal típicamente caducan entre 12 y 24 meses después de ser fabricados o extraídos. Los saborizantes pueden acelerar o desacelerar este proceso.
    • Es típico que el e-liquid se oscurezca cuando se añeja, y puede desarrollar sedimentos en el fondo de la botella con el paso del tiempo, ya que los ingredientes más densos tienden a separase. Sin embargo, si agita la botella y este sedimento no se integra al resto del líquido, es una señal de que los saborizantes caducaron y no se debería utilizar. Deseche responsablemente.
    • Si tiene duda de la viabilidad del líquido, utilice el mismo criterio que se utiliza para la comida: si tiene un olor raro, o no se ve en buen estado, o si tiene más de un año, deseche el líquido.

    La Ley de Ohmios y Mods

    Toda batería tiene un limite de la cantidad de corriente que puede suministrar y si pasa este límite, puede forzar la batería, llevándola a un fallo catastrófico. Esto aplica especialmente para aquellas personas que utilizan cigarrillos electrónicos mecánicos, que por su naturaleza, no tienen circuitos de protección ni reguladores. Es importante conocer y dominar la Ley de Ohmios, especialmente cuando se combina mods mecánicos y atomizadores reconstruibles.

    • La Ley de Ohmios dicta que la corriente (medida en Amperios, A) es igual que el voltaje (medido en voltios, V) dividido por la resistencia (medido en Ohmios, Ω). Se extrae más corriente de la batería cuando se sube el voltaje o cuando se baja la resistencia.
    • Cada batería tiene una corriente máxima de descarga continua, estipulada en amperios (A). Consulte al fabricante de la batería para saber cuál es la corriente máxima de descarga continua. Se aconseja siempre sobreestimar el limite que provee el fabricante y utilizar un número entre el 20% al 30% menor al que dicta el fabricante como margen de seguridad.
    • Si no se puede conseguir la corriente máxima de descarga continua de una batería particular, se puede utilizar el "C-Rating" de la batería y multiplicarlo por la capacidad en amperios (A). Recuerde que la capacidad de las baterías que se utilizan para cigarrillos electrónicos son expresadas en miliamperios. 1000mA = 1A.
    • Con mods mecánicos son recomendables ciertas precauciones adicionales. Primero, siempre compre las mejores baterías posibles. Las baterías de baja calidad no solo no entregan la vida util esperada, sino que también pueden tener problemas con las celdas. Segundo, utilice fusibles de seguridad si están disponibles. Esto es especialmente importante para aquellas personas utilizando resistencias de ohmios bajos.

    Reconstruya los Atomizadores Responsablemente

    Los atomizadores reconstruibles son una forma excelente de ahorrar dinero y brindar un nivel adicional de customización. Es sumamente importante recordar la Ley de Ohmios cuando se reconstruye, ya que con la habilidad de customizar también viene una mayor responsabilidad.

    • Aunque el proceso de reconstruir es simple y se ve seguro, recuerde que se esta utilizando un alambre de resistencia que está diseñado para calentarse. No reconstruya directamente sobre un cigarrillo electrónico que está encendido y si es un mod mecánico, remueva la(s) batería(s) antes de empezar. Utilice el sentido común cuando se está usando tijeras y con las puntas del alambre de resistencia.
    • Los Multímetros o Medidores de Ohmios son sumamente útiles para personas que reconstruyen a menudo. Aún más importante cuando se está reconstruyendo a bajos ohmios (menos de 1Ω).
    • Si se utiliza un Medidor de Ohmio, y no entrega un número estable de lectura, esto es síntoma que hay un corto y no se debería usar ese atomizador.
    • Ciertos materiales de mechas no están diseñados para ser "dry burned" o activados sin líquido. Esto es especialmente importante con algodón o mezclas con algodón. El Sílice, uno de los materiales más comunes, se puede hacer el "dry burn" pero por períodos sumamente cortos; hacer esto excesivamente puede llegar a quemar el material.
    • Se recomienda calentar el alambre de resistencia antes de utilizarlo para reconstruir (que igualmente aplica para el engrillado de acero) pero no al punto de mantenerlo al rojo vivo. Esto se puede hacer con una antorcha de cocina (un soplete de mano) o hasta con un encendedor. Use la antorcha o el encendedor responsablemente y mantenga las manos y dedos lejos del área en la que se está trabajando.

    Read more

  • Dónde Está la Evidencia? Dónde Está la Evidencia?

    0 comments / Posted on by Revolution Vapor

    Las ventas de cigarrillos electrónicos ha crecido dramáticamente en todo el mundo en los últimos años. Si esto es algo positivo, una oportunidad para fumadores dejar un hábito que es quizás uno de los más peligrosos en existencia, o una amenaza depende si se ve la situación racionalmente o por medio de una neblina de prejuicio que cualquier cosa que parece un cigarrillo o humo es maligno, sin importar el nivel de riesgo que realmente representa.

    Se espera que el FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos anuncie la propuesta de las regulaciones para cigarrillos electrónicos al final de éste mes (Octubre 2013). Si los miedos irracionales o intereses económicos conquistan el pensamiento, estas regulaciones pueden restringir el acceso a la información sobre cigarrillos electrónicos (como, por ejemplo, decir que no emiten humo) y, quizás más importante, acceso a un producto que tiene el potencial de salvar millones de vidas alrededor del mundo. Si ésta regulación no es temperada por lo racional, en vez de proteger y promover la salud pública, puede más bien incrementar las enfermedades relacionadas con el humo de tabaco.

    Hace ya algunos años, ignorando el daño potencial a la salud pública que podría ocasionar una prohibición, el FDA buscó prohibir la importación de cigarrillos electrónicos bajo el concepto de que era un producto farmacéutico no autorizado. Después de una demanda por parte de dos compañías contra la FDA, esta prohibición fue derrocada por un juez federal y en una corte de apelaciones. El resultado del juicio dejó la opción a la FDA de regular los cigarrillos electrónicos como un producto de tabaco bajo la legislación existente del Family Smoking Prevention and Tobacco Control Act del 2009.

    El FDA acogió ésta opción, con aprobación de las cortes, bajo el concepto de que la nicotina en cigarrillos electrónicos es derivada del tabaco (igual que los parches, chicles, e inhaladores de nicotina promovidos por la industria farmacéutica). Sin embargo, la etiqueta de "producto de tabaco" no es totalmente correcta, porque los cigarrillos electrónicos, per se, no contienen tabaco; vaporizan una mezcla de propilenglicol y, opcionalmente, nicotina en vez de quemar materia vegetal. El FDA no tiene problemas con que la gente consuma nicotina, ya que en Abril del 2013 reversó la posición sobre parches, chicles, e inhaladores anunciando que no hay evidencia de dependencia y que presentan un potencial de abuso muy bajo.

    Esta diferencia crítica entre cigarrillos electrónicos y cigarros de tabaco es importante para aquellos fumadores que están contemplando hacer el cambio porque significa que pueden evitar las miles de toxinas y compuestos cancerígenos generados a la hora de quemar el tabaco (que también pueden ocurrir en otras situaciones donde se quema material vegetal), y así reducir dramáticamente los peligros a su salud. En este sentido, que los cigarrillos electrónicos son menos dañinos que los cigarros de tabaco, ya no existen argumentos científicos contundentes en contra - hay ya varios estudios que lo comprueba de distintas formas - aunque hay personas que pretenden que no existen estos estudios.

    Por ejemplo, la coordinadora del programa de control de tabaco del distrito de salud del sur de Nevada, Maria Azzarelli, comentó al Las Vegas Sun que "nadie puede decir, en este momento, si los cigarrillos electrónicos son una alternativa más saludable que los cigarros de tabaco." Otro ejemplo, Gwen Siekman, coordinadora de Tobacco Free Gibson County dijo al Princeton Daily Clarion que "ellos (los usuarios) no saben qué contiene el vapor." Sin embargo, esta posición no es sostenible cientificamente. Se sabe exactamente lo que hay en los líquidos de los cigarrillos electrónicos porque se utilizan ingredientes conocidos, como propilenoglicol y glicerina vegetal, que han sido usados en aplicaciones de inhalación y son bien conocidos, así como otros ingredientes como nicotina y saborizantes que han sido aprobados por el FDA y son considerados generalmente como seguros para el consumo humano.

    Inclusive el Centro de Control de Enfermedades y Prevención (el CDC, por sus siglas en Inglés), que recientemente citó un incremento de consumo de cigarrillos electrónicos mientras que urgía al FDA pronunciar regulaciones, concedió que "parece que los cigarrillos electrónicos contienen mucho menos toxinas en el (vapor) comparado con los cigarros tradicionales (de tabaco)." El Profesor de Salud Pública de la Universidad de Boston, Michael Siegel, quien apoya a los cigarrillos electrónicos como un método de reducción de daño, comentó que "en realidad, tenemos un nivel de conocimiento mucho mayor de lo que contiene el vapor del cigarrillo electrónico que el humo de tabaco."

    Entonces, ¿porqué la resistencia en la aceptación de los cigarrillos electrónicos, si no contienen tabaco y no generan humo, entre personas preocupadas por los riesgos de salud del tabaco y del fumar? Parece que la justificación que presentan es porque "estamos preocupados que algo que estaba pasando de moda - el fumar - está retomando fuerza."

    En otras palabras, personas como Azzarelli y Siekman y activistas similares se preocupan de que los cigarillos electrónicos, cuyo razón de existencia es evitar los peligros de salud y el olor fuerte (sin mencionar el daño que puede ocasionar) del humo de tabaco, de alguna forma va a llevar personas a fumar, o, en lo minimo, hacer ver el fumado como algo más atractivo. No hay evidencia para esta posición, y más bien, por estudios recientemente realizados en Italia y Nuevo Zelanda, parece que la dirección es la opuesta: aquellas personas que fuman (cigarros de tabaco) se están pasando a cigarrillos electrónicos y dejando de utilizar productos de tabaco.

    Es en este cambio donde está el potencial del cigarrillo electrónico de reducir un sinfín de enfermedades relacionadas al uso de cigarros de tabaco. Seria un error fatal, literalmente, que esta transición sea limitada, o prohibida, por una imposición de regulaciones arbitrarias sin un análisis racional.

    De todas las tiranias, una tirania sinceramente ejercida para el bien de su víctimas puede ser la más opresiva. Puede ser mejor vivir bajo el mando de ladrones que bajo entrometidos moralistas omnipotentes. La crueldad de un ladrón puede ceder, su avaricia puede ser saciada en algún punto, pero aquellos que nos tormenten por nuestro propio bien, nos tormentarian sin fin, ya que lo hacen con la aprobación de su conciencia - C.S. Lewis

    Las ventas de cigarrillos electrónicos ha crecido dramáticamente en todo el mundo en los últimos años. Si esto es algo positivo, una oportunidad para fumadores dejar un hábito que es quizás uno de los más peligrosos en existencia, o una amenaza depende si se ve la situación racionalmente o por medio de una neblina de prejuicio que cualquier cosa que parece un cigarrillo o humo es maligno, sin importar el nivel de riesgo que realmente representa.

    Se espera que el FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos anuncie la propuesta de las regulaciones para cigarrillos electrónicos al final de éste mes (Octubre 2013). Si los miedos irracionales o intereses económicos conquistan el pensamiento, estas regulaciones pueden restringir el acceso a la información sobre cigarrillos electrónicos (como, por ejemplo, decir que no emiten humo) y, quizás más importante, acceso a un producto que tiene el potencial de salvar millones de vidas alrededor del mundo. Si ésta regulación no es temperada por lo racional, en vez de proteger y promover la salud pública, puede más bien incrementar las enfermedades relacionadas con el humo de tabaco.

    Hace ya algunos años, ignorando el daño potencial a la salud pública que podría ocasionar una prohibición, el FDA buscó prohibir la importación de cigarrillos electrónicos bajo el concepto de que era un producto farmacéutico no autorizado. Después de una demanda por parte de dos compañías contra la FDA, esta prohibición fue derrocada por un juez federal y en una corte de apelaciones. El resultado del juicio dejó la opción a la FDA de regular los cigarrillos electrónicos como un producto de tabaco bajo la legislación existente del Family Smoking Prevention and Tobacco Control Act del 2009.

    El FDA acogió ésta opción, con aprobación de las cortes, bajo el concepto de que la nicotina en cigarrillos electrónicos es derivada del tabaco (igual que los parches, chicles, e inhaladores de nicotina promovidos por la industria farmacéutica). Sin embargo, la etiqueta de "producto de tabaco" no es totalmente correcta, porque los cigarrillos electrónicos, per se, no contienen tabaco; vaporizan una mezcla de propilenglicol y, opcionalmente, nicotina en vez de quemar materia vegetal. El FDA no tiene problemas con que la gente consuma nicotina, ya que en Abril del 2013 reversó la posición sobre parches, chicles, e inhaladores anunciando que no hay evidencia de dependencia y que presentan un potencial de abuso muy bajo.

    Esta diferencia crítica entre cigarrillos electrónicos y cigarros de tabaco es importante para aquellos fumadores que están contemplando hacer el cambio porque significa que pueden evitar las miles de toxinas y compuestos cancerígenos generados a la hora de quemar el tabaco (que también pueden ocurrir en otras situaciones donde se quema material vegetal), y así reducir dramáticamente los peligros a su salud. En este sentido, que los cigarrillos electrónicos son menos dañinos que los cigarros de tabaco, ya no existen argumentos científicos contundentes en contra - hay ya varios estudios que lo comprueba de distintas formas - aunque hay personas que pretenden que no existen estos estudios.

    Por ejemplo, la coordinadora del programa de control de tabaco del distrito de salud del sur de Nevada, Maria Azzarelli, comentó al Las Vegas Sun que "nadie puede decir, en este momento, si los cigarrillos electrónicos son una alternativa más saludable que los cigarros de tabaco." Otro ejemplo, Gwen Siekman, coordinadora de Tobacco Free Gibson County dijo al Princeton Daily Clarion que "ellos (los usuarios) no saben qué contiene el vapor." Sin embargo, esta posición no es sostenible cientificamente. Se sabe exactamente lo que hay en los líquidos de los cigarrillos electrónicos porque se utilizan ingredientes conocidos, como propilenoglicol y glicerina vegetal, que han sido usados en aplicaciones de inhalación y son bien conocidos, así como otros ingredientes como nicotina y saborizantes que han sido aprobados por el FDA y son considerados generalmente como seguros para el consumo humano.

    Inclusive el Centro de Control de Enfermedades y Prevención (el CDC, por sus siglas en Inglés), que recientemente citó un incremento de consumo de cigarrillos electrónicos mientras que urgía al FDA pronunciar regulaciones, concedió que "parece que los cigarrillos electrónicos contienen mucho menos toxinas en el (vapor) comparado con los cigarros tradicionales (de tabaco)." El Profesor de Salud Pública de la Universidad de Boston, Michael Siegel, quien apoya a los cigarrillos electrónicos como un método de reducción de daño, comentó que "en realidad, tenemos un nivel de conocimiento mucho mayor de lo que contiene el vapor del cigarrillo electrónico que el humo de tabaco."

    Entonces, ¿porqué la resistencia en la aceptación de los cigarrillos electrónicos, si no contienen tabaco y no generan humo, entre personas preocupadas por los riesgos de salud del tabaco y del fumar? Parece que la justificación que presentan es porque "estamos preocupados que algo que estaba pasando de moda - el fumar - está retomando fuerza."

    En otras palabras, personas como Azzarelli y Siekman y activistas similares se preocupan de que los cigarillos electrónicos, cuyo razón de existencia es evitar los peligros de salud y el olor fuerte (sin mencionar el daño que puede ocasionar) del humo de tabaco, de alguna forma va a llevar personas a fumar, o, en lo minimo, hacer ver el fumado como algo más atractivo. No hay evidencia para esta posición, y más bien, por estudios recientemente realizados en Italia y Nuevo Zelanda, parece que la dirección es la opuesta: aquellas personas que fuman (cigarros de tabaco) se están pasando a cigarrillos electrónicos y dejando de utilizar productos de tabaco.

    Es en este cambio donde está el potencial del cigarrillo electrónico de reducir un sinfín de enfermedades relacionadas al uso de cigarros de tabaco. Seria un error fatal, literalmente, que esta transición sea limitada, o prohibida, por una imposición de regulaciones arbitrarias sin un análisis racional.

    De todas las tiranias, una tirania sinceramente ejercida para el bien de su víctimas puede ser la más opresiva. Puede ser mejor vivir bajo el mando de ladrones que bajo entrometidos moralistas omnipotentes. La crueldad de un ladrón puede ceder, su avaricia puede ser saciada en algún punto, pero aquellos que nos tormenten por nuestro propio bien, nos tormentarian sin fin, ya que lo hacen con la aprobación de su conciencia - C.S. Lewis

    Read more

  • Que Contiene el e-Liquid? Que Contiene el e-Liquid?

    0 comments / Posted on by Revolution Vapor

    Una de las preguntas más frecuentes sobre cigarrillos electrónicos es "de que está hecho el e-liquid?" Una de las ventajas de los cigarros electrónicos, comparado a los de tabaco, es que los ingredientes son bien conocidos, son controlados por estándares farmacéuticos, y, últimamente, se han evaluado los riesgos a terceros en estudios de calidad de aire. En esencia, la mayoría del e-liquid disponible en el mercado contiene 4 ingredientes:

    Propilenglicol (Propylene Glycol)

    El Propilenglicol se ha usado como el aditivo para inhaladores de asma y nebulizadores de base acuosa desde la década de los 50s, sin efectos adversos serios conocidos. PG, por sus propiedad de retener agua, es el compuesto químico típicamente seleccionado para suministrar medicamentos atomizados. También es el diluyente más común en medicamentos inyectados, por ejemplo, el Phenytoin, donde constituye el 40% del volumen del medicamento. Inclusive, la Agencia de Alimentos y Drogas (el FDA por sus siglas en Inglés) de Estados Unidos clasifica el propilenglicol como una sustancia generalmente reconocida como segura (o GRAS), y cumple con los requisitos de compuestos acceptables de la sección 21 del Código de Regulaciones Federales. Considerando la larga historia de utilización del propilenglicol en una variedad de aplicaciones atomizadas, inclusive dentro de sistemas de aire acondicionado de hospitales, se puede decir que es un compuesto con un riesgo ínfimo.

    Glicerina Vegetal (Vegetable Glycerin)

    La Glicerina vegetal es uno de los compuestos orgánicos más benignos que se conoce. Es hipo-alérgico, no es cancerígeno, no es teratogénico, y no es mutagénico. Se metaboliza por un proceso bien conocido que se llama beta-oxidación. Ese proceso resulta en la producción de dióxido de carbono (CO2), el cuál es un producto natural de la respiración, y en agua (H2O). Es un proceso catalizador natural del cuerpo. La glicerina vegetal es de baja toxicidad cuando se ingiere, se inhala, o entra en contacto con la piel. El efecto secundario más común de inhalar glicerina vegetal, en cualquier aplicación incluyendo e-liquid es sequedad de boca y/o garganta y sed. Estos efectos secundarios son típicamente temporales, y en el caso de e-liquid que contiene glicerina vegetal, se recomienda incrementar la cantidad de agua que se consume diariamente.

    Saborizantes Naturales y/o Artificiales

    Todos los saborizantes que se utilizan en e-liquid de alta calidad son saborizantes aprobados por el FDA para el consumo en comida. Estos saborizantes se inhalan cuando se huele la comida y por la forma que funciona el sistema respiratorio, llegan a los pulmones. Algunos de estos saborizantes tienen más de 50 años de estar en el mercado, utilizados en una variedad de comidas, desde endulzantes para el café hasta repostería. Si la inhalación de estos saborizantes hubiera creado algún problema de salud, se vería el problema en varios sectores de la industria gastronómica.

    Nicotina

    La nicotina es quizás el compuesto más controversial del cigarrillo electrónico. Por muchos años, se pensó que era el elemento más adictivo del tabaco. Sin embargo, esa posición se ha visto atacada últimamente, e inclusive, el FDA, después de varios años de observación del potencial de abuso y dependencia de fármacos o productos terapéuticos de reemplazo de nicotina, reversó su posición. Se sabe que la nicotina no es cancerígena por si sola y que se encuentra naturalmente en varios vegetales, más notablemente, la berenjena (aunque tomates y papas también contienen un nivel detectable de nicotina). Mientras que la nicotina tiene sus riesgos y se debe manejar en una forma responsable, el riesgo de la nicotina, por si sola, no es la misma que el del un cigarrillo de tabaco, ya que éste incluye una cantidad de químicos adicionales en su combustión.

    Una de las preguntas más frecuentes sobre cigarrillos electrónicos es "de que está hecho el e-liquid?" Una de las ventajas de los cigarros electrónicos, comparado a los de tabaco, es que los ingredientes son bien conocidos, son controlados por estándares farmacéuticos, y, últimamente, se han evaluado los riesgos a terceros en estudios de calidad de aire. En esencia, la mayoría del e-liquid disponible en el mercado contiene 4 ingredientes:

    Propilenglicol (Propylene Glycol)

    El Propilenglicol se ha usado como el aditivo para inhaladores de asma y nebulizadores de base acuosa desde la década de los 50s, sin efectos adversos serios conocidos. PG, por sus propiedad de retener agua, es el compuesto químico típicamente seleccionado para suministrar medicamentos atomizados. También es el diluyente más común en medicamentos inyectados, por ejemplo, el Phenytoin, donde constituye el 40% del volumen del medicamento. Inclusive, la Agencia de Alimentos y Drogas (el FDA por sus siglas en Inglés) de Estados Unidos clasifica el propilenglicol como una sustancia generalmente reconocida como segura (o GRAS), y cumple con los requisitos de compuestos acceptables de la sección 21 del Código de Regulaciones Federales. Considerando la larga historia de utilización del propilenglicol en una variedad de aplicaciones atomizadas, inclusive dentro de sistemas de aire acondicionado de hospitales, se puede decir que es un compuesto con un riesgo ínfimo.

    Glicerina Vegetal (Vegetable Glycerin)

    La Glicerina vegetal es uno de los compuestos orgánicos más benignos que se conoce. Es hipo-alérgico, no es cancerígeno, no es teratogénico, y no es mutagénico. Se metaboliza por un proceso bien conocido que se llama beta-oxidación. Ese proceso resulta en la producción de dióxido de carbono (CO2), el cuál es un producto natural de la respiración, y en agua (H2O). Es un proceso catalizador natural del cuerpo. La glicerina vegetal es de baja toxicidad cuando se ingiere, se inhala, o entra en contacto con la piel. El efecto secundario más común de inhalar glicerina vegetal, en cualquier aplicación incluyendo e-liquid es sequedad de boca y/o garganta y sed. Estos efectos secundarios son típicamente temporales, y en el caso de e-liquid que contiene glicerina vegetal, se recomienda incrementar la cantidad de agua que se consume diariamente.

    Saborizantes Naturales y/o Artificiales

    Todos los saborizantes que se utilizan en e-liquid de alta calidad son saborizantes aprobados por el FDA para el consumo en comida. Estos saborizantes se inhalan cuando se huele la comida y por la forma que funciona el sistema respiratorio, llegan a los pulmones. Algunos de estos saborizantes tienen más de 50 años de estar en el mercado, utilizados en una variedad de comidas, desde endulzantes para el café hasta repostería. Si la inhalación de estos saborizantes hubiera creado algún problema de salud, se vería el problema en varios sectores de la industria gastronómica.

    Nicotina

    La nicotina es quizás el compuesto más controversial del cigarrillo electrónico. Por muchos años, se pensó que era el elemento más adictivo del tabaco. Sin embargo, esa posición se ha visto atacada últimamente, e inclusive, el FDA, después de varios años de observación del potencial de abuso y dependencia de fármacos o productos terapéuticos de reemplazo de nicotina, reversó su posición. Se sabe que la nicotina no es cancerígena por si sola y que se encuentra naturalmente en varios vegetales, más notablemente, la berenjena (aunque tomates y papas también contienen un nivel detectable de nicotina). Mientras que la nicotina tiene sus riesgos y se debe manejar en una forma responsable, el riesgo de la nicotina, por si sola, no es la misma que el del un cigarrillo de tabaco, ya que éste incluye una cantidad de químicos adicionales en su combustión.

    Read more

  • Los 15 Argumentos Más Comunes Los 15 Argumentos Más Comunes

    0 comments / Posted on by Revolution Vapor

    En el tema de cigarrillos electrónicos, siempre existe un debate entre dos posiciones opuestas: las personas que apoyan el concepto de reducción de daño y los cigarros electrónicos contra la personas que se oponen a cualquier actividad que parece fumar. Siempre aparecen una cierta cantidad de argumentos, que no necesariamente son fundamentados en la realidad por percepciones o por falta de conocimiento. Mantenga estos argumentos cerca, pueden ayudar a iluminar a otras personas con respecto a la reducción del daño y los cigarillos electrónicos.

    #1 - Los Cigarrillos electrónicos presentan un riesgo a la salud pública

    Este es quizás uno de los argumentos más comunes y es el punto de partida para mucha de la legislación que se crea para prohibir, clasificar a los cigarrillos electrónicos como productos de tabaco, o limitar severamente su disponibilidad. Algunos estudios encontraron cantidades ínfimas de nitrosaminas en los cartuchos (cartomizadores) de algunos cigarrillos electrónicos. Los niveles que se encontraron fueron similares a lo que contiene el parche de nicotina y son 1,400 veces menor que la cantidad de nitrosaminas en los cigarrillos convencionales de tabaco. Ningún estudio, hasta la fecha, ha podido detectar la presencia de nitrosaminas, ni siquiera en cantidades residuales, en el vapor que produce el cigarrillo electrónico.

    En realidad, es casi imposible evitar consumir nitrosaminas por completo, ya que están presentes en una gran variedad de alimentos. En términos del vapor de cigarrillos electrónicos, el estudio de Clearstream-AIR encontró que los cigarros electrónicos no producen cantidades detectables de compuestos tóxicos en el aire de un espacio cerrado. Una conclusión, con base en la calidad de aire, es que es más dañino para la persona respirar el aire de una ciudad grande que el producto del cigarrillo electrónico.

    Dr. Michael Siegel, Universidad de Boston, Escuela de Salud Pública - The Rest of the Story
    Actualmente, la evidencia sugiere que los cigarrillos electrónicos tienen un impacto positivo en la salud pública. Un análisis de la venta de cigarros electrónicos sugiere que por el hecho de que los fumadores optan por cambiar a cigarrillos electrónicos, la venta de cigarros de tabaco ha bajado considerablemente. Esto se traduce en un mejoramiento en la salud pública: menor incidencia de muerte y enfermedades (relacionadas al tabaco). Esto no es un riesgo a la salud pública.
    Gregory Conley, Director Legislativo de CASAA - Consumer Advocates for Smoke-Free Alternatives Association (CASAA)
    El argumento para no prohibir el uso de cigarrillos electrónicos es que no hay evidencia de daños a terceros. Inclusive, hay una cantidad de evidencia mostrando que el nivel de compuestos químicos presentes en el vapor de los cigarrillos electrónicos no son tóxicos bajo varios estándares toxicológicos.

    #2 - Pero, sigue fumando!

    Por el hecho de que los cigarrillos electrónicos emiten, a veces, "nubes" de vapor que parecen similares al humo del cigarro de tabaco, algunas personas no ven la diferencia y asumen que es humo de cigarro. Sin embargo, en un día frio, donde se produce vapor directamente del aliento de una persona, están fumando también? Eso es lo que, esencialmente, esta ocurriendo cuando se utiliza un cigarrillo electrónico. Se esta calentando (a un rango entre 60 y 90 grados centígrados) un líquido para poder producir esas "nubes" de vapor. Crear un ambiente artificial para la producción de vapor es la mecánica básica del cigarro electrónico.

    Dr. Murray Laugesen, Investigador Médico - Health New Zealand
    A primera vista, los usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan vapor, no humo. Con el fumado, hay que quemar (el tabaco). Con los cigarrillos electrónicos, no están quemando nada y no hay olor de humo. Los cigarrillos de tabaco queman, mientras que los cigarros electrónicos simplemente crean vapor con cada inhalación.

    #3 - Están inhalando partículas metálicas peligrosas!

    Un estudio en Abril del 2013 encontró una cantidad residual de partículas metálicas en el vapor de una marca de cigarrillo electrónico. Los metales detectados están relacionados con ciertas complicaciones respiratorias. Mientras que la cantidad que encontraron en esa marca particular pudo ser igual a lo que se encuentra en cigarrillos de tabaco, están muy por debajo de los limites máximos diarios como estandar estipulados por el USP. Esta cantidad, inclusive, es comparable a los inhaladores de nicotina ya aprobados por el FDA.

    Dr. Konstantinos Farsalinos, Investigador de Cardiologia - E-cigarette Research Advocates Group
    Investigadores encontraron varias partículas nanométricas que pueden penetrar los pulmones. Los números que mostraron en el reporte demuestran que los cigarrillos electrónicos producen 880 veces menos partículas cuando son comparados con los cigarros de tabaco.

    #4 - Los sabores de cigarrillos electrónicos están hechos para atraer menores de edad.

    Hay muchos e-Liquids que simulan una variedad de sabores que incluyen frutas, postres, y hasta bebidas. No es sorprendente que algunos activistas pro-prohibición estén utilizando este argumento. Sin embargo, los cigarrillos electrónicos no son baratos. Mientras que los cigarros electrónicos pueden ayudar a ahorrar al fumador miles de dólares a largo plazo, el costo de entrada no es bajo y los kits pueden costar entre $30 y $250, y requieren compras adicionales de repuestos y líquido de recarga. Muchas veces hay que ir a una tienda especializada para poder adquirir los insumos de un cigarrillo electrónico. Mientras que un paquete de cigarros de tabaco en Costa Rica cuesta $3 y su disponibilidad es mucho mayor. En términos de sabores, los adultos también disfrutan los sabores de frutas y postres, y a veces son mucho mas atractivos para los adultos fumadores que los sabores que imitan al tabaco. Como los cigarrillos electrónicos no queman tabaco ni papel, es muy difícil imitar el sabor amargo del cigarro de tabaco.

    Paul Bergen, Ex-investigador, Universidad de Alberta, Ciencias de Salud Pública - Tobacco Harm Reduction
    Si empieza con cualquiera de los sabores (de cigarrillos electrónicos) y, por curiosidad, prueba un cigarrillo regular (de tabaco), sabrá horrible en comparación. Para tomar ese punto un paso más allá, remover o prohibir los saborizantes en los cigarrillos electrónicos, hará esa migración (de cigarrillo electrónico a cigarro de tabaco) más posible.

    #5 - El líquido que está usando contiene anticongelante!

    Ya para este punto, la mayoría de personas conoce el estudio del FDA en el 2009 que encontró un nivel residual (aproximadamente 1%) de dietilenglicol, un ingrediente tóxico que se usó en el pasado en anticongelante (coolant), en 1 de 18 cartuchos de solo dos marcas de cigarrillos electrónicos. Ningún estudio desde entonces ha detectado dietilenglicol en ninguno de los cartuchos (o cartomizadores) ni los líquidos de recarga, lo que sugiere que los resultados del estudio del FDA pudieron estar contaminados. Mientras que el humo de cigarros de tabaco contienen miles de químicos, varios que no se han podido clasificar, se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos. Los cuatro ingredientes que se utilizan en la mayoría de los cigarrillos electrónicos son: propileno glicol, glicerina vegetal, saborizantes clasificados como seguros (GRAS) por el FDA, y, opcionalmente, nicotina. Propileno glicol sustituyó al dietilenglicol en anticongelante para reducir la tóxicidad.

    Kristin Noll-Marsh, Vicepresidenta - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association (CASAA)
    Ningún estudio realizado, incluyendo el del FDA, ha encontrado algo semejante a una cantidad tóxica de dietilenglicol en el liquido de los cigarrillos electrónicos. La cantidad que se encontró en solo un cartucho era tan insignificante que no era importante salvo que el FDA quisiera asustar a los consumidores. El uso de la palabra "anticongelante" (antifreeze) lo hace sonar mucho más peligroso de lo que realmente es.
    Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
    Primero, el FDA mismo nota que esto fue simplemente un análisis preliminar y que "dada la variabilidad entre los productos, este análisis no se debería usar para sacar conclusiones sobre cuáles sustancias están o no están presentes en cigarrillos electrónicos particulares o en marcas especificas de cigarrillos electrónicos." Por supuesto, eso no ha detenido a las personas en contra de los cigarros electrónicos en citar este reporte como evidencia del (supuesto) peligro. El FDA tampoco mencionó que las cantidades ínfimas de nitrosaminas especificas del tabaco que se detectaron son órdenes de magnitud menores de lo que existe en el humo de cigarros (de tabaco) y es similar a los niveles de impureza existentes en productos terapéuticos de reemplazo de nicotina aprobados por el FDA.

    #6 - Los cigarrillos electrónicos simplemente son un paso para llegar a fumar cigarros de tabaco

    Los cigarrillos electrónicos no son para personas que no son fumadores. Fueron diseñados como una alternativa de reducción de daño para aquellos fumadores que no quieren o no pueden dejar de fumar cigarrillos de tabaco con otros métodos. Aún más, el humo del cigarro de tabaco sabe terrible comparado al vapor de un cigarrillo electrónico, haciendo la transición de cigarro electrónico a cigarro de tabaco mucho menos atractiva.

    Dr. Carl V. Phillips, Director Científico y ex-profesor de Salud Pública - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association & Anti-THR Lies
    Por supuesto, la mentira mas grande es la de que el cigarrillo electrónico es una entrada hacia los cigarros de tabaco. Se nota cuando los prohibicionistas empiezan a utilizar argumentos de que algo es un paso hacia usar otra cosa que han rendido pretendiendo que la conducta es el problema para ellos. Entonces, tienen que crear una razón para prohibir la conducta que ellos no quieren, y la forma que lo hacen es decir que X lleva a Y. No hay evidencia que apoye esa posición en ningún estudio que he visto."

    #7 - No sabemos lo que se está inhalando

    La cuestión es que sí se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos porque se conocen los ingredientes que se utilizan en la mayoría de los líquidos. Más allá, estudios recientes han analizado el contenido del vapor del cigarro electrónico y descubrió que los niveles de compuestos químicos volátiles están muy por debajo de los limites de seguridad.

    Katherine Devlin, Presidenta - Electronic Cigarette Industry Trade Association (ECITA)
    Los componentes (químicos) de los cigarrillos electrónicos se conocen, por lo menos, al mismo nivel que los químicos que se generan a la hora de quemar tabaco o las emisiones de automóviles, si no más que eso. Lo importante es que los químicos producidos por los cigarrillos electrónicos son órdenes de magnitud menos tóxicos que cualquiera de esos dos.

    #8 - Las baterías pueden explotar

    Últimamente han salido varias noticias sobre baterías de cigarrillos electrónicos "explotando", o por lo menos, prendiendo fuego "espontáneamente". Quizás el más famoso es el del hombre en Florida que perdió varios dientes después de que el cigarrillo electrónico, hecho en casa, que estaba usando baterías sin protección de circuito en serie (llamado stacking en Inglés) sufrió una sobrecarga y explotó. Estas baterías, las que se usan en cualquier cigarrillo electrónico, desde los más básicos hasta los mods son basadas en la misma tecnología que las baterías de celular, portátiles, y otros dispositivos. El mal uso, el descuido, o abusar de las baterías de estos dispositivos pueden causar incendios y pueden explotar. Siempre se deben seguir las instrucciones y el sentido común a la hora de cargar las baterías y no se debería experimentar sin la guía, el conocimiento, y la experiencia de alguien que sabe sobre baterías de litio.

    #9 - La nicotina es un veneno y puede causar cáncer

    A contrario del pensamiento popular, la nicotina no es el componente en los cigarrillos de tabaco que es cancerígeno. Un estudio, que duró dos (2) años, exponiendo ratas de laboratorio a un ambiente con nicotina, por 20 horas al día, 5 días a la semana para lograr una concentración plásmica de nicotina mayor que un fumador pesado, no encontró un incremento de ocurrencia de tumores en la población. Inclusive, si la nicotina fuera la fuente cancerígena de los cigarrillos de tabaco, terapias de reemplazo de nicotina, como el parche, los chicles, y los inhaladores, nunca hubieran sido aprobados por la FDA para su uso prolongado. Aunque existe una cierta cantidad de debate sobre la cantidad, la nicotina ingerida en grandes cantidades puede causar una sobredosis y se deben observar cuidados básicos con botellas de e-liquid y los dispositivos. Al menos, guarde toda botella de e-liquid fuera del alcance de niños y mascotas, y use botellas con tapas resistentes a niños.

    Chris Price, ex-Secretario del ECCA del Reino Unido - e-Cigarette Politics
    A este nivel, los efectos de la nicotina son casi invisibles. Aún cuando se consume en tabaco no-combustible de buena calidad (como el snus), y usando como ejemplo a Suecia, es virtualmente imposible identificar algún daño a nivel de la población estadísticamente notable.
    Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
    La FDA ha determinado que no hay problemas significantes, en términos de seguridad de uso, con respecto al uso a largo plazo o recreativo de la nicotina. Especificamente, la agencia publicó recientemente en el Federal Register indicando que el uso a largo plazo de productos de reemplazo de nicotina son seguros y no parece tener un potencial significativo de abuso o dependencia. En 2007, el Dr. David Sweanor de la Universidad de Ottawa, publicó un articulo en el International Journal of Drug Policy llamado, Reducción del Daño del Tabaco: Cómo una política pública racional puede transformar la pandemia donde notó que "la nicotina, a los niveles de dosificación que buscan los fumadores, es una sustancia relativamente inocua que se suministra por un medio sumamente peligroso, el humo de cigarrillo." Dice el artículo que comparado al humo de tabaco, la nicotina, por si sola, es benigna: "Una dosis (aguda) fatal de nicotina requiere aproximadamente 60mg para la persona promedio, pero, igual que una dosis (aguda) fatal de cafeína, la cantidad es muchísimo mayor de lo que los consumidores buscan y consumen (Fagerstrom, 2005).

    #10 - Los cigarrillos electrónicos aún causan "humo" de segunda mano

    Los cigarros electrónicos no producen una cantidad detectable de toxinas en su uso. No producen vapor cuando no están en uso, a diferencia de los cigarrillos de tabaco que, por su naturaleza de ser quemados, producen humo aún cuando el fumador no lo está usando activamente. Además, los cigarrillos electrónicos no emiten nicotina de "segunda mano" ya que la cantidad presente en el vapor es típicamente menor que un cigarrillo convencional. El vapor del cigarrillo electrónico se disipa en el aire en segundos, aproximadamente 11 segundos, comparado a 20 minutos con el humo de tabaco.

    Dr. Igor Burstyn, Profesor - Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública
    Aun cuando uno compara los estándares de exposición involuntaria en áreas de trabajo y usando varios supuestos conservadores, la exposición (al vapor) de cigarrillos electrónicos cae muy por debajo de los limites para compuestos con toxicidad conocida. Eso significa que, aun ignorando los beneficios (de salud) del uso del cigarrillo electrónico y el hecho de que su uso es una elección activa, e incluyendo los niveles que son considerados como inaceptables por personas que no se benefician ni quieren ser expuestas (al vapor), el contenido del mismo no debería generar una preocupación ni un llamado a una acción remedial.

    #11 - Está simplemente sustituyendo una adicción por otra!

    La nicotina puede ser adictiva y cuando un fumador opta por la alternativa de un cigarrillo electrónico, lo más seguro es que seguirá consumiendo nicotina por algún tiempo. Sin embargo, muchos reducen la cantidad gradualmente sobre el tiempo y llegan a usar e-liquid sin nicotina o dejan de usarlo por completo. Un estudio reciente, el ECLAT publicado en PLOS One, encontró que el 73% de participantes que dejaron de fumar también dejaron de usar el cigarrillo electrónico al final del estudio de 52 semanas. Algunas personas han dejado de vapear por completo una vez que se sienten listos, mientras que otros lo han convertido en una afición. Algunas personas simplemente no querían dejar de fumar, pero, con los cigarrillos electrónicos, encontraron una forma de seguir sin el daño de quemar cigarros de tabaco (el corazón del concepto de reducción de daño de tabaco, o THR, por sus siglas en Inglés).

    Scott Ballin, Experto en Salud Pública y Tabaco - Tobacco at a Crossroads
    No es la nicotina la que causa el daño, sino la forma que se suministra al usuario. El fumado es la causa más grande de muertes, por mucho. Casi todos los productos no-combustibles, incluyendo tabaco sin humo (snus) y cigarrillos electrónicos son un 90% menos riesgosos, comparativamente. Nicotina es como cafeína en cierta forma. Si se fuma el café, tendríamos miles de químicos en el humo producidos por la combustión. Pero los riesgos desaparecen cuando se usa de una forma no-combustible. El tabaco, como una planta, se podría hacer en un té que permite a las personas obtener nicotina sin los riesgos. Cigarrillos electrónicos, chicles, etc. son todos una forma de producto no-combustible que son significativamente de menor riesgo.

    #12 - Dejar los cigarrillos de una es la forma más efectiva de dejar de fumar

    Aunque parece intuitivamente cierto, para muchas personas dejar de fumar instantáneamente no es una opción viable a largo plazo. Diferentes personas tienen diferentes niveles de adicción, que puede radicar en los químicos, en el ritual, en componentes sociales, u otras raíces psicológicas. En cualquier caso, la mayoría de personas que quieren dejar de fumar intentan varios métodos, incluyendo dejar de fumar de una, pero no han tenido éxito. Hablando en términos estadísticos, solo el 3.5% de personas logran dejar de fumar en "seco", sin relapsos. Aunque los cigarrillos electrónicos son muy nuevos en el mercado y la cantidad de estudios longitudinales son pocos, son por lo menos igualmente de efectivos que los parches de nicotina (con una tasa de éxito de abstinencia de 7.3%), mientras que los más optimistas citan números superiores al 20% en encuestas auto-reportadas.

    #13 - Los cigarrillos electrónicos contienen nitrosaminas

    Quizás el problema más grave de este argumento es que no hay un marco de referencia para muchos. Algunas nitrosaminas son cancerígenas, y todas están presentes en el tabaco, a veces en cantidades extremadamente altas, en rangos superiores de 5,000 nanógramos por gramo de tabaco. En cambio, los cigarrillos electrónicos contienen una cantidad similar a la que está presente en parches de nicotina, aproximadamente 8 nanógramos. En términos de comparación, un nanógramo es un billonésimo de un gramo; en otras palabras, 1,000,000 de nanógramos equivale a un miligramo. Cuando hablamos que un cigarrillo de tabaco puede contener hasta 11,190 nanógramos de nitrosaminas, eso es más de 1,300 veces la cantidad de nitrosaminas presentes en el cigarrillo electrónico. El factor de riesgo es totalmente distinto.

    Además de la reducción de nitrosaminas, los cigarrillos electrónicos carecen de los 56 compuestos químicos identificados en el humo de tabaco, en altas cantidades, que son cancerígenas. Puede ser que exista un riesgo ínfimo con cigarrillos electrónicos, pero cuando se compara con cigarros de tabaco, no se puede decir que el riesgo es el mismo. Si en el continuo de riesgos, el cigarrillo de tabaco es un 100, el cigarro electrónico es un 5.

    #14 - Los cigarrillos electrónicos pueden causar daños pulmonares

    Un estudio de Septiembre del 2012 encontró que el usar cigarrillos electrónicos por 10 minutos incrementó la resistencia pulmonar en fumadores sin asma o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o COPD en Inglés). Sin embargo, un incremento temporal de resistencia pulmonar no es lo mismo que decir que hay daños permanentes. A pesar de este incremento pulmonar, no hubo una disminución en niveles de oxígeno en la sangre. Factores ambientales, como humedad extrema, aire frio, y ejercicio, también causan resistencia pulmonar temporal, pero nadie dice que estos factores causen daños permanentes a los pulmones.

    Dr. Gilbert Ross, Director Ejecutivo y Médico - American Council on Science and Health (ACSH)
    Los componentes del vapor del cigarrillo electrónico, que son significantes, son vapor de agua con (típicamente) nicotina, glicerina vegetal, saborizantes, y propilenoglicol, todos clasificados como GRAS (Generalmente Reconocidos como Seguros) por el FDA. Un estudio reciente del Dr. Igor Burstyn de la Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública demostró que el vapor del cigarrillo electrónico tiene un posibilidad muy remota de afectar la salud a largo plazo.

    #15 - los cigarrillos electrónicos no están aprobados por el FDA y, por ende, no son seguros

    La FDA no ha aprobado los cigarrillos electrónicos porque "no han sido estudiados extensivamente." Es importante entender que el FDA no realiza estudios directamente. El proceso de aprobación del FDA requiere que cada fabricante someta estudios para ser revisados por la FDA. La FDA no toma estudios hechos por independientes como evidencia directa para aprobación y cada producto (en el caso de cigarrillos electrónicos, cada modelo, cada modificación, cada sabor, etc.) requiere su propio estudio. Este proceso puede llevar miles de millones de dólares antes de obtener una aprobación. Estudios externos, hechos por universidades independientes o investigadores independientes, muestran evidencia que, aunque no son 100% seguros y que los cigarrillos electrónicos conllevan ciertos riesgos, los riesgos son muchísimo menores que los cigarros de tabaco.

    En el vacío de regulación estatal, la misma industria de cigarrillos electrónicos ha creado métodos y organizaciones de auto-regulación. Muchas de las compañías no venden a menores de edad, sin importar si el producto contiene o no nicotina o si existe legislación al respecto (la cual sí existe en Costa Rica). Organizaciones como AEMSA proveé servicios de consultoria, auditoria, y certificación de laboratorios de manufactura para asegurar al consumidor que el producto que está comprando sigue reglamentos básicos de buenas prácticas de manufactura.

    En el tema de cigarrillos electrónicos, siempre existe un debate entre dos posiciones opuestas: las personas que apoyan el concepto de reducción de daño y los cigarros electrónicos contra la personas que se oponen a cualquier actividad que parece fumar. Siempre aparecen una cierta cantidad de argumentos, que no necesariamente son fundamentados en la realidad por percepciones o por falta de conocimiento. Mantenga estos argumentos cerca, pueden ayudar a iluminar a otras personas con respecto a la reducción del daño y los cigarillos electrónicos.

    #1 - Los Cigarrillos electrónicos presentan un riesgo a la salud pública

    Este es quizás uno de los argumentos más comunes y es el punto de partida para mucha de la legislación que se crea para prohibir, clasificar a los cigarrillos electrónicos como productos de tabaco, o limitar severamente su disponibilidad. Algunos estudios encontraron cantidades ínfimas de nitrosaminas en los cartuchos (cartomizadores) de algunos cigarrillos electrónicos. Los niveles que se encontraron fueron similares a lo que contiene el parche de nicotina y son 1,400 veces menor que la cantidad de nitrosaminas en los cigarrillos convencionales de tabaco. Ningún estudio, hasta la fecha, ha podido detectar la presencia de nitrosaminas, ni siquiera en cantidades residuales, en el vapor que produce el cigarrillo electrónico.

    En realidad, es casi imposible evitar consumir nitrosaminas por completo, ya que están presentes en una gran variedad de alimentos. En términos del vapor de cigarrillos electrónicos, el estudio de Clearstream-AIR encontró que los cigarros electrónicos no producen cantidades detectables de compuestos tóxicos en el aire de un espacio cerrado. Una conclusión, con base en la calidad de aire, es que es más dañino para la persona respirar el aire de una ciudad grande que el producto del cigarrillo electrónico.

    Dr. Michael Siegel, Universidad de Boston, Escuela de Salud Pública - The Rest of the Story
    Actualmente, la evidencia sugiere que los cigarrillos electrónicos tienen un impacto positivo en la salud pública. Un análisis de la venta de cigarros electrónicos sugiere que por el hecho de que los fumadores optan por cambiar a cigarrillos electrónicos, la venta de cigarros de tabaco ha bajado considerablemente. Esto se traduce en un mejoramiento en la salud pública: menor incidencia de muerte y enfermedades (relacionadas al tabaco). Esto no es un riesgo a la salud pública.
    Gregory Conley, Director Legislativo de CASAA - Consumer Advocates for Smoke-Free Alternatives Association (CASAA)
    El argumento para no prohibir el uso de cigarrillos electrónicos es que no hay evidencia de daños a terceros. Inclusive, hay una cantidad de evidencia mostrando que el nivel de compuestos químicos presentes en el vapor de los cigarrillos electrónicos no son tóxicos bajo varios estándares toxicológicos.

    #2 - Pero, sigue fumando!

    Por el hecho de que los cigarrillos electrónicos emiten, a veces, "nubes" de vapor que parecen similares al humo del cigarro de tabaco, algunas personas no ven la diferencia y asumen que es humo de cigarro. Sin embargo, en un día frio, donde se produce vapor directamente del aliento de una persona, están fumando también? Eso es lo que, esencialmente, esta ocurriendo cuando se utiliza un cigarrillo electrónico. Se esta calentando (a un rango entre 60 y 90 grados centígrados) un líquido para poder producir esas "nubes" de vapor. Crear un ambiente artificial para la producción de vapor es la mecánica básica del cigarro electrónico.

    Dr. Murray Laugesen, Investigador Médico - Health New Zealand
    A primera vista, los usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan vapor, no humo. Con el fumado, hay que quemar (el tabaco). Con los cigarrillos electrónicos, no están quemando nada y no hay olor de humo. Los cigarrillos de tabaco queman, mientras que los cigarros electrónicos simplemente crean vapor con cada inhalación.

    #3 - Están inhalando partículas metálicas peligrosas!

    Un estudio en Abril del 2013 encontró una cantidad residual de partículas metálicas en el vapor de una marca de cigarrillo electrónico. Los metales detectados están relacionados con ciertas complicaciones respiratorias. Mientras que la cantidad que encontraron en esa marca particular pudo ser igual a lo que se encuentra en cigarrillos de tabaco, están muy por debajo de los limites máximos diarios como estandar estipulados por el USP. Esta cantidad, inclusive, es comparable a los inhaladores de nicotina ya aprobados por el FDA.

    Dr. Konstantinos Farsalinos, Investigador de Cardiologia - E-cigarette Research Advocates Group
    Investigadores encontraron varias partículas nanométricas que pueden penetrar los pulmones. Los números que mostraron en el reporte demuestran que los cigarrillos electrónicos producen 880 veces menos partículas cuando son comparados con los cigarros de tabaco.

    #4 - Los sabores de cigarrillos electrónicos están hechos para atraer menores de edad.

    Hay muchos e-Liquids que simulan una variedad de sabores que incluyen frutas, postres, y hasta bebidas. No es sorprendente que algunos activistas pro-prohibición estén utilizando este argumento. Sin embargo, los cigarrillos electrónicos no son baratos. Mientras que los cigarros electrónicos pueden ayudar a ahorrar al fumador miles de dólares a largo plazo, el costo de entrada no es bajo y los kits pueden costar entre $30 y $250, y requieren compras adicionales de repuestos y líquido de recarga. Muchas veces hay que ir a una tienda especializada para poder adquirir los insumos de un cigarrillo electrónico. Mientras que un paquete de cigarros de tabaco en Costa Rica cuesta $3 y su disponibilidad es mucho mayor. En términos de sabores, los adultos también disfrutan los sabores de frutas y postres, y a veces son mucho mas atractivos para los adultos fumadores que los sabores que imitan al tabaco. Como los cigarrillos electrónicos no queman tabaco ni papel, es muy difícil imitar el sabor amargo del cigarro de tabaco.

    Paul Bergen, Ex-investigador, Universidad de Alberta, Ciencias de Salud Pública - Tobacco Harm Reduction
    Si empieza con cualquiera de los sabores (de cigarrillos electrónicos) y, por curiosidad, prueba un cigarrillo regular (de tabaco), sabrá horrible en comparación. Para tomar ese punto un paso más allá, remover o prohibir los saborizantes en los cigarrillos electrónicos, hará esa migración (de cigarrillo electrónico a cigarro de tabaco) más posible.

    #5 - El líquido que está usando contiene anticongelante!

    Ya para este punto, la mayoría de personas conoce el estudio del FDA en el 2009 que encontró un nivel residual (aproximadamente 1%) de dietilenglicol, un ingrediente tóxico que se usó en el pasado en anticongelante (coolant), en 1 de 18 cartuchos de solo dos marcas de cigarrillos electrónicos. Ningún estudio desde entonces ha detectado dietilenglicol en ninguno de los cartuchos (o cartomizadores) ni los líquidos de recarga, lo que sugiere que los resultados del estudio del FDA pudieron estar contaminados. Mientras que el humo de cigarros de tabaco contienen miles de químicos, varios que no se han podido clasificar, se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos. Los cuatro ingredientes que se utilizan en la mayoría de los cigarrillos electrónicos son: propileno glicol, glicerina vegetal, saborizantes clasificados como seguros (GRAS) por el FDA, y, opcionalmente, nicotina. Propileno glicol sustituyó al dietilenglicol en anticongelante para reducir la tóxicidad.

    Kristin Noll-Marsh, Vicepresidenta - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association (CASAA)
    Ningún estudio realizado, incluyendo el del FDA, ha encontrado algo semejante a una cantidad tóxica de dietilenglicol en el liquido de los cigarrillos electrónicos. La cantidad que se encontró en solo un cartucho era tan insignificante que no era importante salvo que el FDA quisiera asustar a los consumidores. El uso de la palabra "anticongelante" (antifreeze) lo hace sonar mucho más peligroso de lo que realmente es.
    Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
    Primero, el FDA mismo nota que esto fue simplemente un análisis preliminar y que "dada la variabilidad entre los productos, este análisis no se debería usar para sacar conclusiones sobre cuáles sustancias están o no están presentes en cigarrillos electrónicos particulares o en marcas especificas de cigarrillos electrónicos." Por supuesto, eso no ha detenido a las personas en contra de los cigarros electrónicos en citar este reporte como evidencia del (supuesto) peligro. El FDA tampoco mencionó que las cantidades ínfimas de nitrosaminas especificas del tabaco que se detectaron son órdenes de magnitud menores de lo que existe en el humo de cigarros (de tabaco) y es similar a los niveles de impureza existentes en productos terapéuticos de reemplazo de nicotina aprobados por el FDA.

    #6 - Los cigarrillos electrónicos simplemente son un paso para llegar a fumar cigarros de tabaco

    Los cigarrillos electrónicos no son para personas que no son fumadores. Fueron diseñados como una alternativa de reducción de daño para aquellos fumadores que no quieren o no pueden dejar de fumar cigarrillos de tabaco con otros métodos. Aún más, el humo del cigarro de tabaco sabe terrible comparado al vapor de un cigarrillo electrónico, haciendo la transición de cigarro electrónico a cigarro de tabaco mucho menos atractiva.

    Dr. Carl V. Phillips, Director Científico y ex-profesor de Salud Pública - Consumer Advocates for Smoke-free Alternatives Association & Anti-THR Lies
    Por supuesto, la mentira mas grande es la de que el cigarrillo electrónico es una entrada hacia los cigarros de tabaco. Se nota cuando los prohibicionistas empiezan a utilizar argumentos de que algo es un paso hacia usar otra cosa que han rendido pretendiendo que la conducta es el problema para ellos. Entonces, tienen que crear una razón para prohibir la conducta que ellos no quieren, y la forma que lo hacen es decir que X lleva a Y. No hay evidencia que apoye esa posición en ningún estudio que he visto."

    #7 - No sabemos lo que se está inhalando

    La cuestión es que sí se sabe lo que hay en los cigarrillos electrónicos porque se conocen los ingredientes que se utilizan en la mayoría de los líquidos. Más allá, estudios recientes han analizado el contenido del vapor del cigarro electrónico y descubrió que los niveles de compuestos químicos volátiles están muy por debajo de los limites de seguridad.

    Katherine Devlin, Presidenta - Electronic Cigarette Industry Trade Association (ECITA)
    Los componentes (químicos) de los cigarrillos electrónicos se conocen, por lo menos, al mismo nivel que los químicos que se generan a la hora de quemar tabaco o las emisiones de automóviles, si no más que eso. Lo importante es que los químicos producidos por los cigarrillos electrónicos son órdenes de magnitud menos tóxicos que cualquiera de esos dos.

    #8 - Las baterías pueden explotar

    Últimamente han salido varias noticias sobre baterías de cigarrillos electrónicos "explotando", o por lo menos, prendiendo fuego "espontáneamente". Quizás el más famoso es el del hombre en Florida que perdió varios dientes después de que el cigarrillo electrónico, hecho en casa, que estaba usando baterías sin protección de circuito en serie (llamado stacking en Inglés) sufrió una sobrecarga y explotó. Estas baterías, las que se usan en cualquier cigarrillo electrónico, desde los más básicos hasta los mods son basadas en la misma tecnología que las baterías de celular, portátiles, y otros dispositivos. El mal uso, el descuido, o abusar de las baterías de estos dispositivos pueden causar incendios y pueden explotar. Siempre se deben seguir las instrucciones y el sentido común a la hora de cargar las baterías y no se debería experimentar sin la guía, el conocimiento, y la experiencia de alguien que sabe sobre baterías de litio.

    #9 - La nicotina es un veneno y puede causar cáncer

    A contrario del pensamiento popular, la nicotina no es el componente en los cigarrillos de tabaco que es cancerígeno. Un estudio, que duró dos (2) años, exponiendo ratas de laboratorio a un ambiente con nicotina, por 20 horas al día, 5 días a la semana para lograr una concentración plásmica de nicotina mayor que un fumador pesado, no encontró un incremento de ocurrencia de tumores en la población. Inclusive, si la nicotina fuera la fuente cancerígena de los cigarrillos de tabaco, terapias de reemplazo de nicotina, como el parche, los chicles, y los inhaladores, nunca hubieran sido aprobados por la FDA para su uso prolongado. Aunque existe una cierta cantidad de debate sobre la cantidad, la nicotina ingerida en grandes cantidades puede causar una sobredosis y se deben observar cuidados básicos con botellas de e-liquid y los dispositivos. Al menos, guarde toda botella de e-liquid fuera del alcance de niños y mascotas, y use botellas con tapas resistentes a niños.

    Chris Price, ex-Secretario del ECCA del Reino Unido - e-Cigarette Politics
    A este nivel, los efectos de la nicotina son casi invisibles. Aún cuando se consume en tabaco no-combustible de buena calidad (como el snus), y usando como ejemplo a Suecia, es virtualmente imposible identificar algún daño a nivel de la población estadísticamente notable.
    Azim Chowdhury, Abogado - Keller and Heckman
    La FDA ha determinado que no hay problemas significantes, en términos de seguridad de uso, con respecto al uso a largo plazo o recreativo de la nicotina. Especificamente, la agencia publicó recientemente en el Federal Register indicando que el uso a largo plazo de productos de reemplazo de nicotina son seguros y no parece tener un potencial significativo de abuso o dependencia. En 2007, el Dr. David Sweanor de la Universidad de Ottawa, publicó un articulo en el International Journal of Drug Policy llamado, Reducción del Daño del Tabaco: Cómo una política pública racional puede transformar la pandemia donde notó que "la nicotina, a los niveles de dosificación que buscan los fumadores, es una sustancia relativamente inocua que se suministra por un medio sumamente peligroso, el humo de cigarrillo." Dice el artículo que comparado al humo de tabaco, la nicotina, por si sola, es benigna: "Una dosis (aguda) fatal de nicotina requiere aproximadamente 60mg para la persona promedio, pero, igual que una dosis (aguda) fatal de cafeína, la cantidad es muchísimo mayor de lo que los consumidores buscan y consumen (Fagerstrom, 2005).

    #10 - Los cigarrillos electrónicos aún causan "humo" de segunda mano

    Los cigarros electrónicos no producen una cantidad detectable de toxinas en su uso. No producen vapor cuando no están en uso, a diferencia de los cigarrillos de tabaco que, por su naturaleza de ser quemados, producen humo aún cuando el fumador no lo está usando activamente. Además, los cigarrillos electrónicos no emiten nicotina de "segunda mano" ya que la cantidad presente en el vapor es típicamente menor que un cigarrillo convencional. El vapor del cigarrillo electrónico se disipa en el aire en segundos, aproximadamente 11 segundos, comparado a 20 minutos con el humo de tabaco.

    Dr. Igor Burstyn, Profesor - Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública
    Aun cuando uno compara los estándares de exposición involuntaria en áreas de trabajo y usando varios supuestos conservadores, la exposición (al vapor) de cigarrillos electrónicos cae muy por debajo de los limites para compuestos con toxicidad conocida. Eso significa que, aun ignorando los beneficios (de salud) del uso del cigarrillo electrónico y el hecho de que su uso es una elección activa, e incluyendo los niveles que son considerados como inaceptables por personas que no se benefician ni quieren ser expuestas (al vapor), el contenido del mismo no debería generar una preocupación ni un llamado a una acción remedial.

    #11 - Está simplemente sustituyendo una adicción por otra!

    La nicotina puede ser adictiva y cuando un fumador opta por la alternativa de un cigarrillo electrónico, lo más seguro es que seguirá consumiendo nicotina por algún tiempo. Sin embargo, muchos reducen la cantidad gradualmente sobre el tiempo y llegan a usar e-liquid sin nicotina o dejan de usarlo por completo. Un estudio reciente, el ECLAT publicado en PLOS One, encontró que el 73% de participantes que dejaron de fumar también dejaron de usar el cigarrillo electrónico al final del estudio de 52 semanas. Algunas personas han dejado de vapear por completo una vez que se sienten listos, mientras que otros lo han convertido en una afición. Algunas personas simplemente no querían dejar de fumar, pero, con los cigarrillos electrónicos, encontraron una forma de seguir sin el daño de quemar cigarros de tabaco (el corazón del concepto de reducción de daño de tabaco, o THR, por sus siglas en Inglés).

    Scott Ballin, Experto en Salud Pública y Tabaco - Tobacco at a Crossroads
    No es la nicotina la que causa el daño, sino la forma que se suministra al usuario. El fumado es la causa más grande de muertes, por mucho. Casi todos los productos no-combustibles, incluyendo tabaco sin humo (snus) y cigarrillos electrónicos son un 90% menos riesgosos, comparativamente. Nicotina es como cafeína en cierta forma. Si se fuma el café, tendríamos miles de químicos en el humo producidos por la combustión. Pero los riesgos desaparecen cuando se usa de una forma no-combustible. El tabaco, como una planta, se podría hacer en un té que permite a las personas obtener nicotina sin los riesgos. Cigarrillos electrónicos, chicles, etc. son todos una forma de producto no-combustible que son significativamente de menor riesgo.

    #12 - Dejar los cigarrillos de una es la forma más efectiva de dejar de fumar

    Aunque parece intuitivamente cierto, para muchas personas dejar de fumar instantáneamente no es una opción viable a largo plazo. Diferentes personas tienen diferentes niveles de adicción, que puede radicar en los químicos, en el ritual, en componentes sociales, u otras raíces psicológicas. En cualquier caso, la mayoría de personas que quieren dejar de fumar intentan varios métodos, incluyendo dejar de fumar de una, pero no han tenido éxito. Hablando en términos estadísticos, solo el 3.5% de personas logran dejar de fumar en "seco", sin relapsos. Aunque los cigarrillos electrónicos son muy nuevos en el mercado y la cantidad de estudios longitudinales son pocos, son por lo menos igualmente de efectivos que los parches de nicotina (con una tasa de éxito de abstinencia de 7.3%), mientras que los más optimistas citan números superiores al 20% en encuestas auto-reportadas.

    #13 - Los cigarrillos electrónicos contienen nitrosaminas

    Quizás el problema más grave de este argumento es que no hay un marco de referencia para muchos. Algunas nitrosaminas son cancerígenas, y todas están presentes en el tabaco, a veces en cantidades extremadamente altas, en rangos superiores de 5,000 nanógramos por gramo de tabaco. En cambio, los cigarrillos electrónicos contienen una cantidad similar a la que está presente en parches de nicotina, aproximadamente 8 nanógramos. En términos de comparación, un nanógramo es un billonésimo de un gramo; en otras palabras, 1,000,000 de nanógramos equivale a un miligramo. Cuando hablamos que un cigarrillo de tabaco puede contener hasta 11,190 nanógramos de nitrosaminas, eso es más de 1,300 veces la cantidad de nitrosaminas presentes en el cigarrillo electrónico. El factor de riesgo es totalmente distinto.

    Además de la reducción de nitrosaminas, los cigarrillos electrónicos carecen de los 56 compuestos químicos identificados en el humo de tabaco, en altas cantidades, que son cancerígenas. Puede ser que exista un riesgo ínfimo con cigarrillos electrónicos, pero cuando se compara con cigarros de tabaco, no se puede decir que el riesgo es el mismo. Si en el continuo de riesgos, el cigarrillo de tabaco es un 100, el cigarro electrónico es un 5.

    #14 - Los cigarrillos electrónicos pueden causar daños pulmonares

    Un estudio de Septiembre del 2012 encontró que el usar cigarrillos electrónicos por 10 minutos incrementó la resistencia pulmonar en fumadores sin asma o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o COPD en Inglés). Sin embargo, un incremento temporal de resistencia pulmonar no es lo mismo que decir que hay daños permanentes. A pesar de este incremento pulmonar, no hubo una disminución en niveles de oxígeno en la sangre. Factores ambientales, como humedad extrema, aire frio, y ejercicio, también causan resistencia pulmonar temporal, pero nadie dice que estos factores causen daños permanentes a los pulmones.

    Dr. Gilbert Ross, Director Ejecutivo y Médico - American Council on Science and Health (ACSH)
    Los componentes del vapor del cigarrillo electrónico, que son significantes, son vapor de agua con (típicamente) nicotina, glicerina vegetal, saborizantes, y propilenoglicol, todos clasificados como GRAS (Generalmente Reconocidos como Seguros) por el FDA. Un estudio reciente del Dr. Igor Burstyn de la Universidad Drexel, Escuela de Salud Pública demostró que el vapor del cigarrillo electrónico tiene un posibilidad muy remota de afectar la salud a largo plazo.

    #15 - los cigarrillos electrónicos no están aprobados por el FDA y, por ende, no son seguros

    La FDA no ha aprobado los cigarrillos electrónicos porque "no han sido estudiados extensivamente." Es importante entender que el FDA no realiza estudios directamente. El proceso de aprobación del FDA requiere que cada fabricante someta estudios para ser revisados por la FDA. La FDA no toma estudios hechos por independientes como evidencia directa para aprobación y cada producto (en el caso de cigarrillos electrónicos, cada modelo, cada modificación, cada sabor, etc.) requiere su propio estudio. Este proceso puede llevar miles de millones de dólares antes de obtener una aprobación. Estudios externos, hechos por universidades independientes o investigadores independientes, muestran evidencia que, aunque no son 100% seguros y que los cigarrillos electrónicos conllevan ciertos riesgos, los riesgos son muchísimo menores que los cigarros de tabaco.

    En el vacío de regulación estatal, la misma industria de cigarrillos electrónicos ha creado métodos y organizaciones de auto-regulación. Muchas de las compañías no venden a menores de edad, sin importar si el producto contiene o no nicotina o si existe legislación al respecto (la cual sí existe en Costa Rica). Organizaciones como AEMSA proveé servicios de consultoria, auditoria, y certificación de laboratorios de manufactura para asegurar al consumidor que el producto que está comprando sigue reglamentos básicos de buenas prácticas de manufactura.

    Read more



Select a method of verification. Intended for sale to adults 18 years or older. If you are not legally able to purchase tobacco products in Costa Rica (or the country where you live), do not enter this site.

Seleccione un método de verificación. Los productos de Revolution Vapor son para personas mayores de edad (18+). Si legalmente no puede comprar productos de tabaco en Costa Rica (o su país), no ingrese a éste sitio.


Facebook
FB waiting {[{fb_message_en}]}
FB waiting {[{fb_message_es}]}
{[{fb_success_en}]}
{[{fb_success_es}]}
Cedula

Birth Date Nacimiento